Ir a contenido

Durante dos meses, Èrica, el primer bus autónomo, sin conductor, de Catalunya, estará a disposición del público para que lo pruebe, en ocho localidades, Sant Cugat, Terrassa, Girona, El Vendrell, Reus, Martorell y Vic. Funciona con baterías de litio y tiene 14 horas de autonomía. Dotado de sensores LIDAR (Detección Laser de Imagen), puede detectar obstáculos y reaccionar a los mismos. Tiene navegación GPS con una precisión de 2 cm y puede transportar hasta 12 personas.