Ir a contenido

Hectáreas de terreno pendientes de edificar en primera línea de mar a pocos metros de Barcelona -en Barcelona, a ojos de cualquier inversor- junto a lo que podría convertirse en un nuevo icono turístico de la ciudad. ¿Qué podría salir mal? El enclave, los solares que flanquean las Tres Xemeneies de Sant Adrià del Besòs, son una mina de oro en la que seguir explotando la marca Barcelona, esa reivindicada por el ahora socio de gobierno Jaume Collboni. Una pieza clave para recoser la siempre pendiente Gran Barcelona -están entre Sant Adrià y Badalona- y meter mano -y grúas y tocho y billetes- a la orilla Besòs, "la Cenicienta del área metropolitana", como la ha definido el consultor Rafael Salanova en la presentación este martes de 'El coloso adrianense del Mediterráneo’, el sueño del actor y empresario egipcio Mohamed Aly, que se resume en la construcción de una pirámide frente a las tres chimeneas para convertir el pintoresco conjunto arquitectónico en una "universidad-museo que una Europa y África".

Inversores internaciones empiezan a echar el ojo al litoral virgen barcelonés (leer noticia)