Así es el nuevo rascacielos de lujo torre Antares

Con techos de cinco metros de altura, panorámicas de alto impacto, acabados de ultralujo, servicios elitistas, arquitectura icónica... los dos áticos (que podrían ser solo uno si alguien los adquiere conjuntamente y los unifica, como barajan sus promotores) que rematan la torre Antares, en la zona del Fòrum, son ya una realidad que maneja datos de vértigo en Barcelona. Precios (por separado) que rondan los ocho millones de euros, el complemento de una piscina panorámica infinita a 101 metros de altura, vistas de 360 grados que permiten rendirse ante a la metrópolis y sus contrastes, desde Collserola al Montseny, o de la Sagrada Família a los rascacielos de la zona, pasando --al otro lado-- por las modestas viviendas de La Mina.