Ir a contenido

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, reclama la colaboración de la ciudadanía para conocer qué le sucedió exactamente a la perra Sota, que murió de un tiro disparado por un agente de la Guardia Urbana el pasado 18 de diciembre. Según los agentes que intervinieron en el caso, el animal mordió al agente, que lo mató para frenar la agresión. Una vez disparó, el sintecho con el que estaba Sota, al que los policías reclamaban que la tuviera atada, golpeó al urbano con un monopatín. Según otros testigos que corren por las redes sociales, el perro no llegó a morder a nadie.

Colau pide testimonios de la muerte de una perra a manos de la Guardia Urbana (leer noticia)