'Mercado de la vergüenza' en el barrio de Sant Antoni, en Barcelona

La inminencia de una nueva obra del llamado 'urbanismo táctico' que inunda Barcelona ha movilizado ahora con fuerza a vecinos y comerciantes de Sant Antoni. Recién constituidos en una nueva plataforma ciudadana, preparan acciones de protesta para evitar la intervención que planea el ayuntamiento a partir de febrero para dotar de nuevos "usos ciudadanos" a la peatonalizada ronda de Sant Antoni. Todo lo contrario de lo que desean los afectados, partidarios del cumplimiento de los planes anteriores (de 2018, y más costosos) de retirar la gran losa elevada que durante nueve años albergó encima la carpa provisional del mercado municipal y de recuperar la calzada.