Ir a contenido

El dispositivo conjunto de la Guardia Urbana y de los Mossos d’Esquadra para acabar en Navidad con el 'top manta' en la plaza de Catalunya, una zona de venta ambulante ilegal que se ha descontrolado desde hace meses en el centro de Barcelona, ha resultado insuficiente. Los ciudadanos han hecho las compras este año esquivando las mantas de productos falsificados, o deteniéndose ante estas para comprarlos. Y si las aceras han estado vacías en algún momento era porque los vendedores se concentraban en la estación del subsuelo.

El fracaso del dispositivo de Navidad perpetúa el 'top manta' en Barcelona (leer noticia)