20 oct 2020

Ir a contenido

Sus cánticos quizá podían ser más poéticos, pero no más claros. «Somos putas, queremos trabajar» y «ni víctimas ni esclavas, nosotras elegimos» fueron dos de las consignas más repetidas ayer por la tarde en la animada manifestación de más de 400 personas que recorrió el centro de Barcelona reivindicando el derecho de las prostitutas a ejercer en las calles. «Nos multan por lo que somos, no por lo que hacemos», señalaba una pancarta exhibida durante la marcha, convocada por el colectivo Prostitutas Indignadas a raíz de la aprobación por el gobierno local de CiU de la propuesta del PP de endurecer la ordenanza del civismo para prohibir el sexo mercenario en la vía pública.

Unas 400 personas reivindican el derecho a prostituirse en las calles (leer noticia)