14 ago 2020

Ir a contenido

“Hemos sufrido mucho”. Con estas palabras ha resumido este lunes el director del Zoo de Barcelona, Sito Alarcón, la operación de traslado de los tres últimos delfines de la instalación de la capital catalana. El domingo, con la mayor discreción posible para evitar complicaciones, Blau, de 21 años; su hermano Tumay, de 17 años, y Nuik, de 7 años, hijo de Blau, fueron llevados al aeropuerto y se subieron a un avión de carga especialmente adaptado. En él se dirigieron al lugar en el que ahora residirán, el Attica Zoological Park de Atenas, al que ya habían llegado “a las seis o las siete de la tarde”. Quedaron “temporalmente confinados en una piscina de aclimatación”.

Los tres últimos delfines del Zoo de Barcelona, trasladados a Atenas (leer noticia)