Ir a contenido

Mientras los 50.000 corredores inscritos en la Cursa El Corte Inglés-Trofeo Internacional Ciutat de Barcelona se acercaban a la línea de salida, las nubes negras se apretaban sobre ellos. Faltaban pocos minutos para las 9.00 horas y han terminado coinciendo ambas cosas: el pistolezado de salida y el inicio del aguacero. La misma lluvia para empapar a dos tipos de participantes antagónicos que coinciden en la carrera popular más concurrida de Europa: los atletas que corren contra el tiempo y los amateurs que se toman su tiempo para correr. Por segundo año consecutivo, con más corredoras que corredores.

Fondistas y 'runners' bajo el aguacero de la cursa de El Corte Inglés (leer noticia)