Ir a contenido

La exclusiva de EL PERIODICO que se publica hoy revela un nuevo caso de abusos sexuales a niños en la Iglesia Católica, esta vez en Constantí (Tarragonès). Una gota que llena más el vaso de las denuncias de unas prácticas deplorables que, en la mayoría de los casos, corresponden a delitos que ya han prescrito, las consecuencias de los cuales, sin embargo, permanecen en la memoria de quienes los padecieron. En las últimas semanas se han destapado diversos casos: el del ‘germà’ Andreu Soler, en el Monasterio de Montserrat, en una confesión de Miguel Hurtado a este diario a la que han seguido más testimonios; y el de ‘mossèn’ Tomàs, en la parroquia de Vilobí d’Onyar y en el colegio Bell-Lloc, de Girona.

Más abusos sexuales en la Iglesia (leer noticia)