Ir a contenido

Aunque sin un picasso que bata récords de venta o un Cary Grant que puje a lo loco para que le detengan (Con la muerte en los talones, 1959), vamos, tal vez sin un plus de glamur y de teatralidad, Barcelona celebra desde hoy y hasta el próximo jueves la mayor subasta de su historia. Lo es por el volumen de lotes. Son 2.614, lo nunca visto en esta ciudad. Tal vez no se pagarán cifras millonarias, de esas que hacen que del arte solo se hable en televisión por el precio que se ha pagado por un cuadro. Pero durante tres tardes Barcelona será la capital europea de un microcosmos bien singular, en el que cohabitan anticuarios, coleccionistas, inversores y una constelación de particulares que esperan encontrar por fin esa pieza que tanto buscaban.

Barcelona despierta interés internacional con la mayor subasta de su historia (leer noticia)