Los Mossos han desmantelado un piso destinado a la venta de drogas las 24 horas del día en Barcelona que estaba totalmente blindado contra la policía, diseñado como un búnker con un sofisticado sistema de defensa y con un triple puerta de hierro. El encargado de esta actividad ilícita fue detenido que ya ha ingresado en prisión.

Desmantelado un narcopiso convertido en búnker en Barcelona (leer noticia)