Ir a contenido

En siete días, desde la madrugada del sábado pasado hasta la de este viernes, Barcelona ha sido escenario de dos homicidios y de siete apuñalamientos. Dos víctimas mortales y ocho heridos por arma blanca en una semana negra que agrava las cifras preocupantes cosechadas a partir del 1 de julio: ocho personas han sido asesinadas en la ciudad en un mes y medio. Particularmente inquietante ha sido la última noche: mientras la capital catalana dormía ha habido tres apuñalamientos. Uno de ellos, mortal.

Un apuñalamiento mortal cierra una semana trágica en Barcelona (leer noticia)