Cortada la calle Aragó con Nàpols por un obstaculo en la calzada

Guàrdia Urbana

Poco después de las cinco de la tarde la caída de un árbol de gran tamaño, en el cruce entre las calles de Aragó y de Nàpols, ha obligado a la Guardia Urbana a desviar el tráfico por otras calles del centro de la ciudad. El suceso no ha pasado de un considerable susto para los viandantes y para quienes se hallaban en la zona. El desplome se ha producido, por suerte, cuando no pasaba ningún vehículo por las inmediaciones.