27 nov 2020

Ir a contenido

Los Mossos d'Esquadra han suspendido cautelarmente de empleo y sueldo al agente de la ARRO de Barcelona que agredió al joven Ignacio Andrés Fernández Carreño el pasado 14 de noviembre en la calle de Nou de Dulce, del Raval. También ha apartado del servicio a otros tres agentes de la misma unidad por su actuación en estos hechos. Según fuentes policiales consultadas por este diario, el cuerpo catalán solicitará además formalmente al juzgado que instruye este caso –la víctima terminó siendo arrestada y denunciada por un delito de atentado a agente de la autoridad– que se detenga el proceso judicial abierto contra Carreño.

Sancionados cuatro antidisturbios por golpear a un joven en el Raval (leer noticia)