Ir a contenido

Alrededor de unas 500 personas se han concentrado hoy en la plaza de la Vila de Santa Coloma de Gramenet para condenar enérgicamente la violencia machista y los ataques xenófobos surgidos a raíz de la agresión sexual y el apuñalamiento en el metro de Can Peixauet el pasado domingo, hechos por los que resultaron detenidos 15 jóvenes magrebíes que vivían en una casa ocupada.

Santa Coloma avisó hasta tres veces de la situación de desamparo de los 'menas' (leer noticia)