Ir a contenido

La alcaldesa de Barcelona y candidata a la reelección por Barcelona en Comú, Ada Colau, ha acusado al Departamento de Interior de la Generalitat, que dirige el 'conseller' Miquel Buch (PDECat), de abandonar la seguridad en Barcelona, y no descarta que tras esta situación pueda haber "fines electorales". Una carga de profundidad considerable a menos de 20 días para las elecciones municipales que resume el recelo entre el consistorio y el Gobierno catalán a cuenta de la colaboración policial. La reacción ha provocado la inmediata respuesta de Interior en boca del director general de Policía, Andreu Joan Martínez, que acusa a la alcaldesa de mentir y realizar esas manifestaciones con interés electoralista.

Colau acusa al Govern de no atender la seguridad de BCN (leer noticia)