Los Mossos d’Esquadra han abierto una investigación para identificar al centenar de personas que ayer martes participaron en una fiesta ilegal que recorrió las calles del barrio de Gràcia de Barcelona. Según fuentes policiales, los agentes a cargo de las pesquisas se centrarán en tratar de localizar a los responsables de una suerte de cabalgata alternativa que además se llevó a cabo en una noche de 5 de enero en la que estuvo prohibido salir a recibir a los Reyes Magos para el resto de ciudadanos. Los asistentes, que portaban pancartas del movimiento okupa, festejaron en la vía pública –la mayoría sin mascarilla y en una actitud festiva que parecía menospreciar el riesgo de contagio, según se observa en vídeos captados por teléfonos móviles– durante casi tres horas sin que ninguna patrulla policial hiciera acto de presencia, una situación que ha generado malestar en parte del vecindario, que se limitó a apartarse de su camino sin comprender nada.

Los Mossos investigan la fiesta ilegal del barrio de Gràcia (leer noticia)