Ir a contenido

Un primero paso para reducir el impacto negativo del turismo en la ciudad de Barcelona es electrificar los buses turísticos. Estos vehículos de gran capacidad circulan actualmente por la capital catalana con motores diesel y generan contaminación atmosférica y acústica. Bajo esta premisa, el Àrea Metropolitana de Barcelona (AMB) ha presentado esta mañana el primer autobús de dos plantas del servicio Barcelona City Tour con motorización totalmente eléctrica, el primero de toda España con estas características. El ente calcula que este nuevo vehículo, que garantiza las cero emisiones, permitirá ahorrar unas 45 toneladas de CO2 al año.

Barcelona estrena el primer bus turístico de dos plantas 100% eléctrico de España (leer noticia)