12 jul 2020

Ir a contenido

El estilismo playero de la temporada, un bañador o biquini rematado en algunos momentos con una mascarilla (esta última a veces más grande que lo primero), ha sido hoy sábado la principal pista de que el verano que está a punto de comenzar será distinto a todos. Por lo demás, el litoral de Barcelona presentaba según avanzaba el día una estampa de plena normalidad estival que rompía con creces el guión de fase 2 de desescalada que aún vive la ciudad. Hasta el punto de que durante esta tarde ha habido que cerrar los accesos a las playas de Nova Icària, Bogatell, Mar Bella y Llevant, donde se alcanzó el nivel máximo de ocupación (más del 80%), indicado con rojo en la web municipal que informa en directo de la afluencia de cada una.

El alud de bañistas obliga a cerrar el acceso a cuatro playas de Barcelona (leer noticia)