Ir a contenido

Que la Sagrada Família está en construcción lo sabe el mundo entero. Ahí están los casi 4,7 millones de turistas que la visitaron el año pasado. Lo que ya sabe menos gente es que el proceso de edificación no se hace in situ, sino a 82 kilómetros del Eixample. En el núcleo de La Galera, en el término municipal de Gaià (Bages). Tal cual. Y tampoco es de lo más popular que la basílica se levanta a partir de estructuras prefabricadas elaboradas en este espacio y que luego se ensamblan en Barcelona como si de un Lego se tratara. Una técnica de trabajo utilizada en los rascacielos, que se estrenó con el Empire State Building pero que en La Galera se ha sofisticado. Aquí se trabaja con piedra tesada, que viene a ser algo así como la creación de un único bloque de piedra a partir de diferentes bloques, cosa que es inhabitual, por no decir única.

El Lego de la Sagrada Família (leer noticia)