Un poco de lluvia, la boina de contaminación, un viento suave, nubes bajas. Y un arcoíris de esos que uno suele ver en la campiña pero raramente sobre el cielo de Barcelona. Eso es precisamente lo que ha sucedido la tarde del viernes, con un arco que no ha sido completo pero sí muy vistoso. Se ha podido ver desde el Llobregat hasta el Besòs, con una luz muy potente en los momentos en los que el sol se colaba entre las gotas de agua y los nubarrones. 

Espectacular arcoíris sobre el cielo de Barcelona | Vídeo (leer noticia)