Ir a contenido

La Agència de Salut Pública de Barcelona (ASPB) sabrá dentro de dos semanas si hay amianto en el aire del metro y si este puede afectar a los pasajeros. Todo dependerá de los resultados de la recogida de muestras realizada hoy y mañana por una empresa especializada a través de 20 captadores de partículas en cuatro estaciones –Catalunya y Torrassa, de la L1, y Passeig de Gràcia y Liceu, de la L3–.

Salut Pública sabrá en dos semanas si hay amianto en el aire del metro (leer noticia)