Ir a contenido

El teniente de alcalde de Prevención y Seguridad del Ayuntamiento de Barcelona, Albert Batlle, ha admitido este miércoles que Barcelona sufre "una crisis de seguridad" con un aumento del 9% de los hechos delictivos que han hecho crecer la sensación de "inseguridad" entre la ciudadanía. Estas declaraciones se producen apenas unas horas después de que un hombre de 40 años de origen subsahariano haya sido apuñalado en el cuello en el Poblenou. Es la tercera agresión grave con arma blanca que se produce en la capital catalana en tan solo 24 horas, y la quinta agresión violenta desde el sábado, 10 de agosto.

Batlle reconoce que Barcelona sufre "una crisis de seguridad" (leer noticia)