El Ayuntamiento de Barcelona solicitó este lunes a la Generalitat que dicte un toque de queda entre la una y las seis de la madrugada. Así lo ha revelado este miércoles el teniente de alcalde de Seguridad del consistorio, Albert Batlle, que ha subrayado que en el encuentro telemático, en el que participaron los ‘consellers’ de Interior, Joan Ignasi Elena; Presidència, Laura Vilagrà, y Salut, Josep Maria Argimon, él les advirtió de que Barcelona “no tiene instrumentos para evitar concentraciones en el espacio público”. Batlle ha dado por hecho que el Govern de Pere Aragonès dictará un toque de queda para los próximos 15 días, como mínimo. "Nos veremos obligados al cierre nocturno".

Barcelona pide a la Generalitat un toque de queda de 1.00 a 6.00 (leer noticia)