Consejos prácticos

Meter aceite en el congelador: el truco para ahorrar

Si metes un vaso de aceite en el congelador por la noche, te ahorrarás algunos problemas a la hora de conservarlo

Adiós a las humedades: el secreto de los espárragos en el cuarto de baño

El truco con té para tener un vientre plano

El 'trucazo' para cocinar pescado en casa y que no se quede el olor

Meter un vaso de aceite en el congelador por la noche pondrá solución a este gran problema

Meter un vaso de aceite en el congelador por la noche pondrá solución a este gran problema / VÍDEO: PI STUDIO

Alejandro Llorente

Por qué confiar en El PeriódicoPor qué confiar en El Periódico Por qué confiar en El Periódico

El encarecimiento constante del aceite de oliva debido a la inflación ha generado un desafío significativo para las familias que buscan equilibrar sus gastos en alimentos. Este vital líquido dorado, tan arraigado en la cultura culinaria mediterránea, se ha vuelto cada vez más costoso, lo que lleva a un replanteamiento en la manera de consumirlo. 

El llamado 'oro líquido', con su sabor único y sus beneficios para la salud, ha sido un pilar en la alimentación de muchas familias. Sin embargo, su creciente precio ha impulsado a la población a buscar estrategias innovadoras para estirar el presupuesto destinado a la cesta de la compra.

La ingeniosa estrategia para aprovechar al máximo el aceite de oliva

El aceite de oliva, con su sabor único y sus beneficios para la salud, ha sido un pilar en la alimentación de muchas familias. Sin embargo, su creciente precio ha impulsado a la población a buscar estrategias innovadoras para estirar el presupuesto destinado a la cesta de la compra. En medio de esta búsqueda, ha surgido un truco inesperado, pero astuto que está ganando adeptos: el congelamiento del aceite de oliva.

Esta táctica no solo busca preservar el aceite de oliva, sino también maximizar su uso eficiente. Al congelarse, el aceite mantiene su calidad y propiedades esenciales, lo que significa que cada gota congela su sabor y riqueza nutricional sin deteriorarse. Esto ofrece la oportunidad de comprar el aceite en cantidades mayores cuando se encuentre a precios más asequibles, permitiendo sortear las fluctuaciones de los precios en el mercado.

Pero este truco va más allá de simplemente congelar el aceite. La técnica implica verter el aceite en moldes de cubitos de hielo para crear porciones controladas y fáciles de manejar. Estos cubitos se congelan y se almacenan en recipientes herméticos, listos para ser utilizados en recetas o como aderezo en platos culinarios.

El portavoz de 'Oliva360' explica que "es una oportunidad única de meter aceite en el congelador y guardarlo durante mucho tiempo. Una vez congelado conseguimos que guarde sus sabores y aromas". En primer lugar, "hemos seleccionado una cubitera flexible que nos va a permitir sacar los cubitos uno a uno". Una vez llenos los compartimentos de la cubitera, se congela y se utiliza directamente en la sartén cuando lo necesitamos: de esta forma, optimizamos mucho el uso del aceite y evitamos a gastar grandes cantidades.

Aceite de oliva: ¿Se puede congelar sin que pierda propiedades?

Sin embargo, la implementación de esta estrategia no está exenta de interrogantes y consideraciones. ¿Cómo afectará el proceso de congelación a las propiedades del aceite? ¿Habrá una pérdida significativa de sus valiosos componentes nutricionales?

Es aquí donde entra en juego la perspectiva de Hacienda Guzmán, representada por Maximiliano Arteaga, consultor de calidad. Esta prestigiosa marca de aceites de oliva se ha destacado por su compromiso con la calidad y la preservación de las propiedades esenciales del aceite. Su enfoque se centra en mantener un alto contenido de polifenoles, los poderosos antioxidantes presentes en el aceite de oliva, para garantizar su valor nutricional y su estabilidad a lo largo del tiempo.

Arteaga plantea una mirada crítica pero ponderada sobre el congelamiento del aceite. Reconoce la utilidad de esta técnica para maximizar su utilización en tiempos de precios elevados. No obstante, señala la preocupación por una eventual pérdida de algunos componentes beneficiosos durante este proceso.