Producto 'mágico'

Con solo una pasada: así quitarás las manchas más difíciles de las fiambreras

Di adiós a cualquier mancha: los usos que no conoces del borrador mágico

Si tienes las ollas guardadas en esta parte de la cocina, es mejor que las saques cuanto antes

Tápers llenos de comida.

Tápers llenos de comida. / Kim Deachul

Pedro G. Cuesta

Por qué confiar en El PeriódicoPor qué confiar en El Periódico Por qué confiar en El Periódico

El 'tupper', conocido también como táper, tarrina o fiambrera, es ese compañero fiel que no nos desampara cuando tenemos que comer fuera de casa. A diferencia de lo que muchas personas puedan pensar, escoger un buen recipiente donde llevar los alimentos es fundamental para no correr ningún riesgo en nuestra salud. Además, un mejor material escapará mejor de las manchas más difíciles. Algunas, como las de tomate o curri, provocan que las fiambreras acaben antes de tiempo en la basura. Sin embargo, conservarlos en buen estado es posible. Solo hace falta saber cómo.

Sabido es que el vidrio gana la batalla al plástico en cuanto al material que mejor conserva la comida, gracias a que es un material químicamente inerte y aséptico. Es decir, no afecta ni compromete el olor o sabor de los alimentos. Además, es inmune a las manchas, todo lo contrario que su rival.

Hay alimentos que, ni lavando la tarrina justo después de su uso —cosa que hay que hacer en lugar de esperar a casa para limpiarla, por cierto— provocan manchas muy complicadas de quitar. Cuesta de entender por qué, ya que al fin y al cabo de trata de plástico, una superficie lisa y no porosa, pero sucede.

El bicarbonato y el vinagre son dos grandes aliados para sacar las manchas de las fiambreras. Pero algunas se resisten, en especial las provocadas por salsas y guisos que llevan tomate o especias como el curri y el pimentón. En consecuencia, aparecen las temidas marcas rojas y amarillas que, demás de dar la sensación de que la tarrina no está limpia, pueden comprometer el olor y el sabor de los alimentos.

Una pasada con el borrador mágico

En cambio, hay un producto que se ha convertido en un imprescindible en muchos hogares que también deja los 'tupperware' como nuevos. El truco pasa por usar el borrador mágico, un limpiador muy potente y polivalente a partes iguales. Su nombre ya es toda una declaración de intenciones: basta con humedecerlo con agua y frotar sobre la mancha que se desea eliminar.

No obstante, hay una explicación racional para su efectividad: aunque parece una esponja, el producto es en realidad una espuma de melamina. En otras palabras, el borrador mágico es un limpiador abrasivo que se activa con el agua, sin tener que utilizar otros productos químicos adicionales. Es decir, es una especie de lija de grano diminuto que despega la suciedad por abrasión y la atrapa en la espuma. De ahí que saque las marcas y manchas más difíciles, incluso las de los táperes.