Problemas de la masificación

Tener vecinos ruidosos daña el corazón, además de afectar al sueño

Unos vecinos se quejan del ruido ocasionado por otra persona.

Unos vecinos se quejan del ruido ocasionado por otra persona. / Getty

3
Se lee en minutos
Alexandra Costa

Cuando te mudas de casa no solo te deberían dar las características de la vivienda, sino un informe exhaustivo de tus nuevos vecinos. Porque te pueden amagar la existencia por mucho que hayas entrado a vivir en el hogar de tus sueños. Los ruidos y sonidos de los vecinos son muy molestos y acarrean hasta disgustos, como no poder conciliar el sueño. Ahora, de ahí a ocasionar problemas cardiovasculares hay un paso... ¿O no?

Ya sea el pisoteo constante con los pies de los vecinos de arriba. Si encima llevan tacones, ni te cuento. Una lavadora con vida propia. Los gustos musicales de cada uno da para un capítulo aparte. Golpes por doquier... La lista de ruidos es igual de interminable que todo lo que le dirías al vecino si lo tuvieras delante. En esta línea, el 22% de los españoles reconocen que conviven con ruidos en su casa, según la 'Encuesta de Condiciones de Vida' de 2021 publicada por el Instituto Nacional de Estadística (INE). El porcentaje un año antes era del 14,1%.

Efectos negativos sobre la salud

El experto Markus Mueller-Trapet, miembro del Consejo Nacional de Investigación de Canadá, ha descrito una serie de experimentos diseñados para simular y medir la molestia experimentada por tener un vecino ruidoso. Ha obtenido dos resultados que demuestran que los ruidos pueden afectar negativamente la salud. Por un lado, lo que ya se sabía: que la exposición a largo plazo a los ruidos y sonidos provocan trastornos del dueño. Que se lo digan a los vecinos de Barcelona, que sufren molestias constantes. Por el otro, y estos síntomas no estaban todavía descritos, que pueden acarrear problemas cardiovasculares.

Con el aumento de la densidad de población de las áreas urbanas en las últimas décadas y el aumento del trabajo desde casa a principios de 2020 por la pandemia del covid, este investigador experto en ruidos cree que el tema se ha vuelto aún más relevante. Por eso, Mueller-Trapet y un equipo internacional de investigadores se propusieron encontrar la conexión entre las mediciones de laboratorio estandarizadas y la molestia percibidas de un sonido (o varios) en los hogares. Concretamente, además, por los vecinos de los pisos de arriba.

Encuesta mundial para obtener información

En el estudio, publicado en octubre en la revista 'The Journal of the Acoustical Society of America', roporcionaron una situación similar a la de una sala de estar y grabaron sonidos de impacto de objetos cayendo y personas caminando. Usando diferentes técnicas de reproducción y realidad virtual, presentaron las grabaciones a los participantes del estudio. Además de los experimentos de laboratorio, el grupo ha creado una encuesta 'online' para ampliar su muestra, la cual ya está disponible para todo el mundo hasta el 31 de marzo de 2023.

Noticias relacionadas

"Los sonidos de impacto son impulsivos, lo que significa que consisten en uno o más sonidos casi distintos de corta duración. Es probable que esto haga que los sonidos de impacto sean más molestos en general que los sonidos continuos, como la música o el habla", explica Mueller-Trapet.

Los resultados sugieren que los ruidos sordos creados por las personas que caminan descalzas no son capturados por las métricas de rendimiento estandarizadas actuales que se utilizan en los códigos de construcción. El desafío al que se enfrenta el equipo de investigadores es integrar esta nueva información con las métricas existentes.