El sencillo truco para arreglar la cremallera atascada de una chaqueta o pantalón: solo necesitas un lápiz

El sencillo truco parar que quede como nueva en 2 minutos

Una cremallera con las letras ’YKK’

Una cremallera con las letras ’YKK’ / Chris 73 - Wikipedia

1
Se lee en minutos
R. P.

Gracias a las cremalleras, podemos ponernos y quitarnos la ropa de forma fácil y rápida, sin tener que usar botones. Los encontramos no sólo en la ropa que llevamos, sino también en bolsos, zapatos, maletas y demás.

A veces puede ocurrir que las cremalleras se rompan o se atasquen.

En este artículo explicamos trucos sencillos y prácticos para reparar una cremallera rota sin tener que sustituirla y sin recurrir a un sastre.

Encontrarse con una cremallera atascada es el caso más frecuente y hay algunos trucos prácticos para que funcione perfectamente.

Cursor atascado en la tela

Puede ocurrir que la cremallera se atasque por una solapa de tela atrapada en el deslizador. Equipado con pinzas, agarre la tela y aléjela suavemente del deslizador.

Cómo lubricar la cremallera

Si nos encontramos con una cremallera completamente atascada que no cede, podemos utilizar un lubricante, como el grafito de un lápiz, que es un excelente desatascador. Sólo tienes que deslizar la punta del lápiz unas cuantas veces a lo largo de la cremallera, en el punto en el que se atasca el deslizador. Deslice la cremallera hacia arriba y hacia abajo hasta que se deslice perfectamente.

Si nos encontramos con una cremallera que se sigue abriendo, hay una forma sencilla de repararla.

Abre la cremallera por completo y mira con atención para ver si hay algún diente torcido. Si es así, equípate con unas pinzas y endereza la abolladura, con cuidado de no romperla.

Bisagras separadas

Noticias relacionadas

Si cierra la bisagra y observa que los dos lados bajo la corredera se abren, es porque la corredera se ha aflojado y ejerce poca presión sobre los dientes. Basta con apretarlo suavemente por ambos lados con un cascanueces o unos alicates.

Cómo sustituir la corredera

Equípese con el mismo deslizador y retenedor que los que necesita reemplazar. Utilice unos alicates para levantar el cierre en el extremo de la bisagra. Proceda a deslizar el deslizador entre las dos filas de dientes y hasta el enganche. Aplasta el deslizador con los alicates y deslízalo hacia arriba y hacia abajo para comprobar que funciona correctamente.