Enfado colectivo

Mercadona irrita a sus clientes: adiós a los cupones de descuento en sus establecimientos

Múltiples usuarios se han quejado a través de las redes sociales por esta "polémica" decisión

Entrada a un Mercadona de Barcelona.

Entrada a un Mercadona de Barcelona. / Manu Mitru (Zeta_intramedia)

2
Se lee en minutos
Lola Gutiérrez

Una de las decisiones de Mercadona, la cadena de supermercados valenciana, no ha gustado nada a sus seguidores, que en redes sociales han criticado una vieja condición de la empresa de Juan Roig que se está extendiendo paulatinamente a todas sus tiendas.

En los últimos meses, la empresa ha realizado diversos cambios en diferentes áreas. Uno de ellos tiene que ver con las políticas que se aplican en sus establecimientos. En concreto, Mercadona ha notificado que el uso de los cupones de descuento en sus establecimientos es cosa del pasado.

"Ya no serán un medio de pago"

Según informó a finales del año pasado la cadena de supermercados, desde su perfil oficial de Twitter, "hemos dejado de aceptar los cupones como medio de pago. Esta decisión se ampliará progresivamente a todas las tiendas de la cadena".

Con esta afirmación, Mercadona ha confirmado que deja de aceptar cualquier cupón de descuento para cualquier producto a la hora de realizar una compra en sus supermercados.

La cadena se refiere a los cupones de descuento que hacen las marcas directamente a los consumidores, en revistas o diarios, en los que se pide al establecimiento que aplique el descuento ofertado en el cupón. La marca se compromete a reembolsar al establecimiento el importe descontado -previa presentación de los cupones- y, en ocasiones, añade una gratificación al supermercado o tienda de comestibles por las molestias prestadas.

Precios marcados

Noticias relacionadas

De esta forma, cuando vayamos a comprar a un Mercadona tendremos que ceñirnos a los precios que vengan marcados en las estanterías, sin margen de descuento.

El enfado de los clientes ha sido (y es) monumental. Y es que no entienden cómo la empresa puede quitarle esta oportunidad a las familias españolas de ajustar los precios de sus carros de la compra en un momento crítico para el país. Además, esta decisión no ha sido publicada por el supermercado en ningún sitio, sino que los usuarios se han tenido que enterar a través de Twitter y porque los clientes han comenzado a quejarse.

Temas

Mercadona