Repelentes 'antimosquitos'

La OCU alerta: no todos los productos contra los mosquitos son efectivos

La OCU alerta: no todos los productos contra los mosquitos son efectivos
1
Se lee en minutos
El Periódico

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) advierte de que muchos de los productos que usamos, sobre todo en verano, para protegernos de los mosquitos, tanto en interiores como en exteriores, no funcionan. De igual forma, la organización sin ánimo de lucro confirma qué repelentes e insecticidas sí son efectivos ante estos insectos.

Insecticidas y repelentes

Los insecticidas resultan ser el producto idóneo para evitar la presencia de mosquitos en espacios interiores. Pueden venderse en diferentes formatos, como en aerosol o mediante enchufes con recargas. Tal como afirma la OCU, todos estos 'antimosquitos' son efectivos y rápidos, siendo capaces de eliminar estos insectos en menos de cinco minutos.

No obstante, desde la organización advierten de la toxicidad de estos productos, cuyo uso abusivo puede repercutir negativamente sobre la salud del usuario. Por ello, aconsejan dejar actuar a los aerosoles entre diez y quince minutos para después ventilar la habitación. En el caso de los enchufes, se recomienda usarlos solo de noche y poco rato.

Si nos trasladamos a los exteriores, resulta más útil aplicar repelentes, capaces de desorientar a los mosquitos unas cuatro horas. El principio activo de estos productos define su eficacia, así como su toxicidad, siendo el DEET y la Icaridina los más poderosos (y los más tóxicos).

Pulseras y aparatos de ultrasonidos

Noticias relacionadas

Tal como anunció la OCU en 2019, tampoco resultan eficaces las pulseras, cuyo radio de acción está limitado a apenas cuatro centímetros. En cuanto a los aparatos ultrasonidos, que supuestamente imitan el sonido del batir de las alas del mosquito macho para ahuyentar a las hembras ya inseminadas, que son las que pican, varios estudios concluyen que también son totalmente ineficaces.

Importancia del CO2

La OCU avisa de que otros productos como las lámparas ultravioletas tampoco sirven para deshacerse de los mosquitos. Esto se debe a que estos animales no son atraídos por la luz, sino por el CO2 que liberamos al respirar, además de otras sustancias liberadas por la piel. Por este motivo, otras vías como encender un ventilador pueden resultar útiles a la hora de dispersar dióxido de carbono por la habitación, siendo capaz de reducir entre un 45 % y un 60 % las picaduras.