Consejos prácticos

¿Cómo hacer una maleta de viaje perfecta?

¿Cómo hacer una maleta de viaje perfecta?
2
Se lee en minutos
Pedro G. Cuesta

Organizar el equipaje para viajar en avión no suele ser una tarea fácil para los pasajeros. Factores como la duración del viaje que van a realizar o el clima previsto en el lugar de destino pueden condicionar la elección final de los artículos que se van a llevar, provocando que la confección de la maleta se convierta en todo un reto para los viajeros.

Noticias relacionadas

Además, a estas circunstancias hay que sumarles que cada vez más compañías aéreas reducen el tamaño permitido para el equipaje de mano en los billetes sencillos, por lo que el espacio para las pertenencias personales se limita aún más en los pasajes más económicos.

Ante esta situación, se vuelve imprescindible conocer los trucos que aconsejan los expertos para optimizar al máximo el espacio de nuestras maletas.

Clasificar los objetos

Uno de los principios básicos de la doctrina de Marie Kondo es la necesidad de categorizar los elementos antes de organizarlos. Esto, aplicado a una bolsa de viaje, significa agrupar los objetos en cuatro grandes grupos: ropa, productos de higiene personal, dispositivos electrónicos y documentación. A continuación, Kondo aconseja destinarle un espacio del equipaje a cada grupo, lo que permitirá identificar rápidamente qué hay en la maleta y aprovechar el espacio disponible.

Colocar los artículos pesados al final

Los objetos más consistentes, como por ejemplo los zapatos, es recomendable que se sitúen en la zona más cercana a las ruedas. De esta manera, al poner el equipaje de pie, los elementos más pesados estarán situados abajo y sostendrán el peso que provoquen el resto de objetos. Por si acaso, Kondo aconseja que pongamos las prendas más delicadas en la parte de la asa.

Proteger los recipientes frágiles

Una de las dudas que puede surgir a la hora de organizar la maleta es elegir dónde colocar los recipientes de cristal para evitar que se rompan durante el trayecto. En este sentido, es recomendable colocarlos dentro de objetos que puedan servir de protección ante los golpes, como por ejemplo los zapatos o la ropa interior.

Aprovechar los sombreros

Si vas a viajar a destinos muy soleados, siempre es necesario llevar un sombrero para cubrirse la cabeza de los rayos de sol. En estos casos, los expertos del portal 'stressfreecarsrental.com' indican que lo ideal es rellenar el sombrero con artículos de ropa más pequeños -calcetines, por ejemplo- para conseguir aprovechar al máximo ese espacio. Además, esto hará que el accesorio no se deforme al aplastarse con el resto del equipaje.

Vestir estratégicamente

Para tratar de ahorrar espacio, otro de los trucos más comunes es ponerse las prendas que más espacio ocupan el mismo día del vuelo, aunque esto pueda suponer pasar algo de calor durante el trayecto al vestir las ropas más gruesas. Como recompensa, el equipaje tendrá mucho más sitio disponible que podrás destinarlo a otros artículos imprescindibles.