El remedio para para eliminar la cal y el óxido de los grifos con una salsa de moda

Son una de las partes más delicadas y difíciles de limpiar de la casa

Una persona se lava las manos con agua del grifo.

Una persona se lava las manos con agua del grifo. / MARTA JORDI

1
Se lee en minutos

Toda casa necesita mantenimiento y limpieza. Día tras día, inevitablemente se acumula polvo y suciedad. Además, el tiempo y el desgaste suelen jugar un papel decisivo en el estado de ciertos elementos de nuestro hogar.

En consecuencia, se requiere una atención constante y acciones específicas.

Saber qué hacer nos facilita mucho el trabajo, por eso vamos a descubrir cómo con el vinagre y este condimento común es suficiente para eliminar la cal y el óxido de los grifos.

La cal en el metal

Los grifos son una de las partes más delicadas y difíciles de limpiar de la casa. Tanto los grifos de la cocina como los del baño. En ambos, la acción del agua provoca un rápido deterioro. Por un lado, la cal se acumula en ellos. La cal tiende a formarse no sólo por las altas temperaturas del agua, sino también simplemente cuando el agua circula por las tuberías. La cal en los grifos crea antiestéticas marcas blancas que suelen ser difíciles de eliminar. Al mismo tiempo, el agua hace que los grifos de acero se oxiden con el tiempo. Por supuesto, esto no ocurre solo con los grifos, sino también con otras partes metálicas en bañeras, lavabos y bidés. Los grifos y otros elementos son de acero u otras aleaciones, y suelen estar cromados. Intentar raspar la cal y el óxido no es una buena idea, ya que nos arriesgaríamos a rayar el grifo.

Además de poder comprar productos para combatir estas sustancias, también podemos utilizar métodos caseros poco costosos. Uno de los más conocidos es el vinagre, pero no es el único. Su olor penetrante suele persistir durante mucho tiempo y molesta a muchas personas.

Noticias relacionadas

Hay otro ingrediente que tiene la misma acción y es igual de popular en el hogar: el ketchup.

El ketchup no sólo contiene vinagre, sino también tomate, una hortaliza de acción ácida perfecta para la limpieza. Simplemente coge un paño de microfibra y ponle un poco de ketchup. Extiéndalo uniformemente sobre los grifos y cualquier parte metálica. Deja actuar durante 5 minutos. Después, lo retiraremos con un paño de microfibra. A continuación, aclara con abundante agua tibia. Sorprendentemente, el ketchup elimina las manchas de óxido y cal, dejando nuestros grifos limpios y brillantes de nuevo. Un simple ingrediente de cocina puede resultar sorprendentemente útil a la hora de limpiar.