Calzado cómodo

El truco del congelador: así evitarás el dolor de pies cuando usas tacones

Zapatos de tacón

Zapatos de tacón

1
Se lee en minutos
El Periódico

Aunque no son obligatorios (ni mucho menos), hay eventos en los que algunas personas optan por llevar zapatos de tacón. No obstante, la mayoría de modelos de este tipo de calzado son de lo más incómodos. Existen varios trucos -unos más raros que otros- para evitar el dolor de los tacones (y, si no, siempre quedará la opción de llevar unos zapatos planos en el bolso). 

¿Qué modelo elegir?

El primer paso es elegir el modelo adecuado. En primer lugar, debemos asegurarnos de que los zapatos quedan bien agarrados a nuestro pie. También hay que tener en cuenta el tipo de tacón, ya que los menos dolorosos tienden a ser los tacones cuadrados con plataforma, en comparación con los clásicos de aguja. Además, conviene elegir un modelo acolchado y que pese poco

Trucos para evitar el dolor

Ahora bien, a pesar de haber elegido un modelo que cumpla con estos requisitos, es habitual sufrir rozaduras las primeras veces que nos ponemos este tipo de zapato, porque todavía no se han adaptado a la forma de nuestros pies. Existen trucos clásicos, como los de ponernos los tacones por casa con unos calcetines (no excesivamente gruesos), durante varias horas, un par de días antes de llevarlos para salir a la calle.

Noticias relacionadas

Luego está el truco del congelador. ¿Habéis oído hablar de él? Es otro remedio para los tacones que quedan excesivamente ajustados, especialmente en verano, cuando los pies se dilatan ligeramente a causa del calor. 

Consiste en lo siguiente: meter los zapatos en una bolsa de plástico y dejarlos en el congelador durante 12 horas. Después hay que sacarlos y esperar a que vuelvan a estar a temperatura ambiente. Cuenta la leyenda que esto ayuda a que se ensanchen un poco, y sean más cómodos de llevar.