Alimentación

La gran mentira de los edulcorantes si quieres adelgazar: pueden ser perjudiciales

Un montón de sobres de edulcorante artificial.

Un montón de sobres de edulcorante artificial. / Jenny Kane (AP)

2
Se lee en minutos
El Periódico

Cada vez más consumidores están optando por reducir el consumo de azúcar y optar por edulcorantes artificiales, que utilizan como sustitutos del azúcar para seguir añadiendo un toque dulce a sus comidas. Eritritol, sucralosa, sacarina, stevia, sorbitol… A menudo son elegidos para cuidar de la salud y evitar engordar, pero hay una serie de factores que no hay que pasar por alto antes de consumirlos.

Si bien es cierto que muchos endulzantes se anuncian como ‘0 kcal’, estos pueden hacernos generar más grasa y subir de peso igualmente. A continuación te explicamos el por qué.

¿Engordan los edulcorantes?

Los endulzantes artificiales producen el mismo efecto que el azúcar a nivel metabólico. Por ello, nuestro páncreas libera insulina, que termina no usándose ante la inexistencia de azúcar real. Esto hace que el cuerpo demande más azúcar, provocando así una resistencia a la insulina que causa que no se metabolicen bien los carbohidratos y que se conviertan en grasa.

Este es el motivo por el que se engorda, pero hay más: El exceso de insulina hace que aumente el colesterol malo (LDL) y desencadena el riesgo de padecer diabetes tipo 2 y enfermedades cardiovasculares.

Perjudicial para la microbiota

Además, diversos estudios científicos afirman que los edulcorantes artificiales alteran negativamente la microbiota intestinal; un hecho especialmente preocupante, teniendo en cuenta que la microbiota es una barrera protectora para el organismo y juega un papel importante en el sistema inmune

Sabor artificial

Por otro lado, nutricionistas apuntan que los edulcorantes no deberían consumirse habitualmente, ya que a nivel nutricional no aportan beneficios interesantes para la salud, y solamente hacen que sigamos acostumbrándonos al sabor dulce artificial que damos a la comida. 

Noticias relacionadas

De hecho, muchos edulcorantes endulzan incluso más que el propio azúcar. Por esta razón, muchas personas que consumen estos productos no se sienten tan atraídos por el sabor "real" de los alimentos naturales y saludables, como la fruta o la verdura

Ojo con los productos "de dieta"

Por todos estos motivos, no es recomendable utilizar edulcorantes artificiales en el día a día. Pero esto no solamente se aplica al endulzante que podamos añadir a nuestro café o a nuestras recetas. También hay que ir con cuidado con los productos 'light' o 'zero' (galletas, refrescos...), que a menudo se venden como "saludables" o "de dieta", cuando en realidad acostumbran a llevar estos endulzantes que es preferible evitar.