¿Es bueno despertarse sin despertador?

¿Es bueno despertarse sin despertador?
2
Se lee en minutos
Alexa Fuentes

Todas las mañanas solemos enfrentarnos al despertador, sobre todo si tenemos que ir a trabajar o tenemos alguna responsabilidad que cumplir.

Según algunos expertos, el hecho de no despertamos de forma natural y romper el ciclo del sueño puede afectar de forma negativa a nuestro estado de ánimo.

Pero al igual que un sueño por debajo de las 6 horas tiene consecuencias directas sobre nuestra salud, dormir mucho (más de 9 horas/día), también.

Cambio de hábitos

El acto concreto de levantarnos de la cama se relaciona de forma directa con otros factores, como es el clima, las horas de luz, la hora o nuestro estado de ánimo general. Si cambiamos ciertos hábitos, podremos cambiar también nuestro humor a la hora de apagar el despertador.

Algunas personas no tienen mayor dificultad en despertarse, pero otras se tornan agresivas e irritables hasta que no pasan varios minutos.

Perjudicial

Siempre se ha oído que dormir menos de 6 o 7 horas es perjudicial para la salud. Incluso hay estudios que aseguran que dormir menos de 6 horas es igual de perjudicial que no dormir.

Pero, ¿qué ocurre si te despiertas sin hacer uso del despertador?

Despertarse minutos o incluso horas antes de que suene el despertador puede ser muy estresante. Y además, causa frustración -y un mayor estrés- el intentar volverse a dormir y no poder volver a conciliar el sueño.

Despertares tempranos

El tener despertares nocturnos y lo que se clasifica como despertares temprano en la mañana, según un estudio de 2009 del Centro de Investigación de Epidemiología del Sueño de Stanford y otras universidades, es sinónimo de tener un sueño no reparador.

Además, la persona que no experimenta un insomnio crónico pero que suele despertarse temprano y antes de que suene el despertador puede padecer un trastorno agudo del sueño.

Noticias relacionadas

Si eres de esos, no te autoengañes pensando que duermes lo que necesitas -y que, si te despiertas antes, será porque tu cuerpo ya ha descansado lo suficiente- e intenta dormir más y mejor.

Para ello, hay ciertos trucos que puedes poner en práctica, como evitar el uso de tablets y teléfonos móviles por lo menos una hora antes de irse a la cama -ya que la luz azul de las pantallas de estos dispositivos envía señales a nuestro cerebro que dificultan la sincronía y el inicio del sueño- o darse una ducha de agua caliente antes de ir a dormir.