Picaduras de insectos

¿Por qué los mosquitos me pican más a mí que a otros?

¿Por qué los mosquitos me pican más a mí que a otros?
1
Se lee en minutos
El Periódico

El regreso del calor significa, a su vez, la llegada de los mosquitos y sus molestas picaduras. Todos conocemos a alguna persona que siempre es “devorada” por estos insectos, mientras que otras apenas los sufren. 

¿Por qué los mosquitos pican más a unas personas que a otras? Más allá del mito de “tener la sangre dulce”, estudios científicos señalan otros motivos por los cuales podemos atraer más o menos a estos bichos. 

Grupo sanguíneo

Los mosquitos tienen preferencia por ciertos grupos sanguíneos. En concreto, se decantan por el tipo O o B, y siempre negativos. Tanto es así, que las personas con estos grupos sufren el doble de picaduras que el resto. 

En cuanto a los mosquitos tigre, un estudio publicado en la revista científica ‘Journal of Medical Entomology’ señala que estos prefieren al grupo sanguíneo O por encima del resto. 

Olor corporal... Y cerveza

Otro estudio realizado por la London School of Hygiene and Tropical Medicine, publicado en ‘Plos One’, señala que nuestro olor corporal también puede ser determinante en este caso. 

Según señalan los investigadores, el olor preferido por los mosquitos es el del sudor. Además, también se tienten atraídos por las temperaturas corporales más altas. Por ello, hacer deporte al aire libre puede no ser lo más adecuado si queremos evitar picaduras. 

Otro factor que parece que los atrae es el beber cerveza. Esto se da porque, cuando uno suda después de beberla, también se modifica el olor corporal.

Respiración

El dióxido de carbono que emitimos cuando respiramos también nos puede poner en el punto de mira de los mosquitos. Por ello, las personas más grandes pueden tender a atraer más a estos insectos, así como las embarazadas. Las mujeres en estado también exhalan más dióxido de carbono. 

Colores

Noticias relacionadas

También existen ciertos colores que podemos elegir a la hora de vestirnos para evitar llamar la atención de estos bichos. Científicos apuntan que la ropa oscura -con tonos como el negro o el azul marino- aumenta el riesgo. Asimismo, también detectan el color rojo.

Por el contrario, identifican menos los tonos verdes y amarillos. No obstante, el amarillo sí atrae a abejas y avispas, cuyas picaduras tampoco son deseables.