Fármacos

Cuánto vale Saxenda, la nueva inyección para adelgazar de la que todo el mundo habla

Una doctora muestra la barriga de un niño con sobrepeso.

Una doctora muestra la barriga de un niño con sobrepeso. / Reuters / Bobby Yip

1
Se lee en minutos
Lola Gutiérrez

El medicamento de los laboratorios Novo Nordisk Saxenda, que se ha demostrado como un eficaz adelgazante, se ha puesto de moda por ser un posible tratamiento para la obesidad, la verdadera pandemia de nuestro tiempo.

La 'magia' del fármaco ya autorizado en Europa, y de otro similar aún experimental de los laboratorios Lilly, es que reducen el apetito y aumentan la sensación de saciedad de quien se lo inyecta.

El fármaco se administra en forma de inyección subcutánea y diaria, y actúa sobre los mecanismos del apetito, aumenta la saciedad y ralentiza el vaciado del estómago. Con estas propiedades este medicamento se considera un novedoso tratamiento para combatir la obesidad, que según algunos estudios se cifra entre el 17% y el 21% de la población española.

Pluma precargada

Saxenda viene en forma de pluma precargada que se administra mediante inyección subcutánea diaria. Conviene ponerla en el abdomen, la cara anterior de los muslos o la zona superior de los brazos y es preferible hacerlo aproximadamente a la misma hora, aunque es importante seguir las instrucciones del médico para su correcta administración.

Noticias relacionadas

El tratamiento cuesta alrededor de 270 euros al mes y es un medicamento que no está financiado por la seguridad social. Su elevado precio, por tanto, hace que no sea un medicamento asequible a cualquier bolsillo.

Los efectos secundarios más frecuentes son náuseas, sensación de pesadez, diarrea, estreñimiento, vómitos, flatulencia y reflujo grastroesofágico. Estos efectos suelen ser pasajeros (desaparecen a los pocos días o pocas semanas) y, para reducir el riesgo de padecerlos, se hace una titulación progresiva de la dosis (se va aumentando dosis semanalmente). Es importante mantenerse hidratado. Y si aparecen náuseas, beber en pequeñas cantidades para evitar los vómitos.