Paso por paso

El truco definitivo para dejar las toallas viejas como nuevas

Descubre cómo dejar suaves esos paños como la seda de forma sencilla y económica

El truco definitivo para dejar las toallas viejas como nuevas
2
Se lee en minutos
Judit Bertran

Que las toallas del baño y la ducha estén limpias es tanto o más importante como la higiene personal. Por tanto, hay que estar pendiente de ellas, del tiempo que llevan colgadas, del olor que cogen y de su textura. 

Así, por mucho que se limpie el baño de manera exhaustiva cada semana, si no se cambian las toallas de vez en cuando, no servirá de nada el esfuerzo. Así, las toallas son un foco de bacterias y gérmenes que empeorarán, sobre todo, si no se dejar secar al aire.

De uso constante

Las toallas son unos de los elementos que más usamos en nuestro hogar, pero con el paso del tiempo pierden su capacidad de absorción y van cogiendo mal olor. También, poco a poco van acumulando suciedad y una gran cantidad de bacterias que solo pueden ser eliminadas mediante el proceso de lavado.

Pero el inconveniente es que muchos no sabemos lavarlas bien y dejarlas suaves como la seda resulta una tarea difícil. Y debido a esto, traemos un truco casero sencillo y económico que servirá para limpiar en profundidad las toallas mientras se les da un extra de suavidad evitando que se vuelvan ásperas.

Paso por paso

Con solo medio vaso de amoniaco y el jabón para lavar las toallas que uses de forma habitual, se puede limpiar de manera profunda las toallas viejas. Así, el proceso para dejar tus toallas viejas como nuevas es muy fácil de realizar. Para empezar, hay que introducir las toallas dentro de la lavadora y colocar el gel en su cubilete junto al medio vaso de amoniaco. Hecho esto, solo tenemos que encender y poner en marcha la lavadora y esperar a que termine.

Después de poner las toallas a secar, -cuando ya estén secas- se podrá comprobar que están mucho más suaves y que algunas manchas que tenían han desaparecido por completo.

Así, este remedio casero es apto siempre que necesites suavizar tus toallas viejas para que parezcan recién compradas. Y el amoniaco no será un problema.

En caso de no disponer el producto en casa, puedes sustituirlo por vinagre blanco y el resultado será muy similar.

Noticias relacionadas

Trucos para mantener las toallas limpias durante más tiempo

  • Lavar las toallas a una temperatura alta, mínimo 60 grados centígrados, así se eliminarán virus y bacterias. Sobre todo leer bien la etiqueta para no estropearlas.

  • Utilizar poco detergente. No hace falta que el cajetín rebose de detergente, no es necesario y estropeará las toallas. Es mejor utilizar poco suavizante, ya que disminuye su capacidad de absorción.