Paso por paso

El truco casero para tapar agujeros en la pared con el mínimo esfuerzo

Existen productos preparados para dejar las paredes como nuevas pero existe una alternativa casera válida hasta para los menos manitas

El truco para tapar los agujeros de la pared sin masilla ni albañilería

El truco para tapar los agujeros de la pared sin masilla ni albañilería

1
Se lee en minutos
Judit Bertran

Muchas veces nos encontramos con la situación de que tenemos un agujero en la pared de aquel día que decidimos colgar un cuadro o cualquier objeto de decoración y, justamente, llega el punto en el que nos aburrimos y queremos quitarlo. Pero, ¿qué pasa cuando lo retiramos? Que el agujero se queda allí de manera permanente y no podemos deshacernos de él.

Para los más manitas está dicho y hecho. Al final, tapar estos pequeños agujeros que son como cicatrices en la pared resulta fácil y poco complejo. Pero los menos 'manitas' en los asuntos del bricolaje se enfrentan a un pequeño reto: intentar arreglarlo de la mejor manera posible o acudir a algún especialista que lo resuelva.

Tapar los agujeros con masilla

El proceso es sencillo. Existen en el mercado mezclas ya hechas que logran una masilla muy sencilla de aplicar con la que extender por la pared con la ayuda de una espátula y tapar el agujero. Y el resultado es perfecto. Existen incluso masillas de diferentes colores. Sin embargo, aquí tienes un truco casero para poder acometer estos pequeños arreglos si no dispones de esta masilla.  

La alternativa a la masilla: la pasta de dientes

No se necesita nada más que un poco de pasta de dientes. Este producto está compuesto de carbonato cálcico (cal) y su textura en forma de gel es muy similar a la de las masillas que puedes comprar en cualquier ferretería.

Así, es recomendable utilizar en el caso de paredes blancas un pasta de dientes totalmente blanca para evitar que las líneas de colores que algunos fabricantes incluyen en sus productos acabe por convertir tu pared en un mural multicolor. 

¿Cómo aplicar la pasta en la pared? 

El proceso es muy similar al que se debe hacer cuando se usa la masilla. En primer lugar, se tendrá que eliminar los restos de polvo que puedan quedar en el agujero. Es importante eliminar todos estas arenilla para que la pasta de dientes pueda adherirse correctamente.  

Noticias relacionadas

Después, se deberá aplicar una pequeña cantidad de pasta sobre la pared y presionar con una espátula o una lengüeta de plástico. Y posteriormente, aplicar de nuevo hasta cubrir por completo el agujero y conseguir una superficie limpia y lisa con la pared. 

Se tendrá que secar toda la noche y, cuando se levante el día siguiente, verá que el resultado es sorprendente.