¿Cómo quitar el mal olor a pescado de tu cocina?

Un cocinero condimenta una pieza de pescado.

Un cocinero condimenta una pieza de pescado.

1
Se lee en minutos
Pedro G. Cuesta

El pescado es uno de los alimentos que forman parte de la dieta mediterránea y fuente de proteínas, minerales, fósforo, calcio, magnesio y Omega 3. Debido a la alta cantidad de nutrientes beneficiosos para el organismo, nutricionistas y expertos recomiendan consumir pescado un mínimo de cuatro veces a la semana.

Sin embargo, la Asociación Americana del Corazón rebaja esa cifra a dos raciones a la semana (unos 200 gramos), aunque destaca que lo ideal es alcanzar los 700 gramos (lo que equivale a cuatro raciones).

Es conveniente consumirlo fresco en vez de enlatado o precocinado, para controlar los ingredientes que se le añadan para sazonarlo y no incluir grasas trans.

Noticias relacionadas

Para cocinarlo, se puede hacer al horno, en guiso o frito. Y es en este último caso cuando la cocina se queda impregnada de un fuerte olor, muy agresivo y difícil de eliminar.

Para evitarlo, se puede intentar ventilar la cocina, abriendo la ventana y poniendo la campana extractora. Pero si ni siquiera con eso se consigue eliminar el mal olor, hay un truco que se puede hacer: hervir agua con ralladura de limón o de naranja en un cazo al lado de la sartén donde se esté friendo el pescado o, en caso de no disponer de ninguna de las dos frutas, con un chorrito de vinagre, preferiblemente blanco.