Especies protegidas

Más de la mitad de las especies de tiburones y rayas del Mediterráneo están amenazadas

WWF impulsa un proyecto para mejorar el conocimiento de la biodiversidad del mar de Alborán y Murcia

Más de la mitad de las especies de tiburones y rayas del Mediterráneo están amenazadas

Epi_rc_es

4
Se lee en minutos
Ramón Díaz

El mar Mediterráneo alberga una gran diversidad de tiburones y rayas. En sus aguas viven 73 especies diferentes de estos animales. Más de la mitad de ellas están amenazadas, y casi la tercera parte están en peligro de extinción. La presión pesquera, junto a las capturas no intencionadas de estas especies por diferentes artes de pesca y la degradación de sus hábitats, son sus mayores amenazas. 

El mar de Alborán ha registrado históricamente una gran presencia de tiburones y rayas. Sin embargo, en las últimas décadas, han disminuido de forma drástica a escala local sus poblaciones. Lo mismo ocurre en el conjunto del Mediterráneo. 

Aunque la mayoría de estas especies no son el objetivo de la pesca, y muchas están protegidas, en muchos casos son capturadas de manera no intencionada, y algunos ejemplares pueden terminar en algunas ocasiones en el mercado, a pesar de ser consideradas especies de bajo valor comercial.

Una amenaza especialmente preocupante en Alborán es el uso de redes de deriva ilegales, las denominadas ‘cortinas de la muerte’, por parte de embarcaciones marroquíes. Este arte, completamente prohibido en el Mediterráneo, es responsable de la captura de cientos de cetáceos, tiburones pelágicos y tortugas marinas cada año. 

En el mar de Alborán, la tintorera, clasificada como en peligro crítico en el Mediterráneo, sigue representando más del 70% de las capturas de palangre de superficie, según ha denunciado WWF España.

Ante esta situación, esta organización no gubernamental ha puesto en marcha un proyecto de conservación que persigue mejorar el conocimiento de las especies de tiburones y rayas que habitan las aguas del mar de Alborán y de la Región de Murcia.

Situación crítica

El proyecto, que se desarrolla en el marco del programa ‘Santander for the Seas’ de la Fundación Banco Santander, trabajará de la mano con el sector pesquero de la zona, instituciones científicas y ONGs de conservación para mejorar el conocimiento, e identificar y acordar soluciones para revertir la crítica situación de estas especies

Tiburones de cría descargados en Vigo en mayo de 2022. / Greenpeace

Los tiburones y rayas son el grupo de vertebrados más amenazados del planeta y son fundamentales en la salud del océano. Las poblaciones de estas especies han disminuido drásticamente en los últimos años y para revertir la tendencia es fundamental trabajar con el sector pesquero y la ciencia, integrando conocimientos que faciliten la identificación de soluciones eficaces.

Aún existen lagunas importantes de información en este grupo de especies. Por ello, además de mejorar la información disponible sobre el estado y vulnerabilidad de las poblaciones, WWF se propone acordar un plan de seguimiento y conservación con el sector pesquero.  

Para lograrlo, WWF, junto con instituciones científicas como Catsharks (ICM-CSIC) y la Universidad de Oviedo y las organizaciones no gubernamentales SOLDECOCOS y ANSE empleará técnicas innovadoras, como la colocación de transmisores satelitales a tiburones y la recogida de muestras de agua para analizar el ADN ambiental.

Esta última técnica permitirá saber qué especies han estado presentes en las últimas horas en la zona de muestreo. Asimismo, se realizarán marcajes experimentales con marcas visuales de pequeños tiburones y rayas de zonas costeras.

Gracias a ello, se podrá mejorar el conocimiento de las rutas migratorias de las especies pelágicas. Esta información se verá enriquecida por la recogida de datos de conocimiento ecológico de los pescadores a través de entrevistas y talleres, así como el análisis de los datos oficiales de descargas.

El ecosistema marino, cada vez más deteriorado

El proyecto pretende también involucrar a las poblaciones locales, especialmente a los escolares, y sensibilizar sobre el papel fundamental de los tiburones y rayas en la salud del ecosistema marino, cada vez más deteriorado. 

Los resultados de la iniciativa contribuirán al Plan Estratégico del Patrimonio Natural y de la Biodiversidad definido por el Ministerio de Transición Ecológica y Reto Democrático, así como al Plan de Acción sobre tiburones de la Unión Europea (UE). 

Ejemplar de tiburón. / unsplash

“Esperamos que estos planes se aprueben a la mayor brevedad posible. Sólo será posible abordar el reto que tenemos por delante si aseguramos la colaboración entre los actores, especialmente con el sector pesquero”, ha señalado WWF.

Noticias relacionadas

La situación no es mejor en otras áreas marinas. Greenpeace denunciaba hace solo unos días la “pesca indiscriminada” de crías de tiburón en el Atlántico, lo que hace peligrar la supervivencia de estos animales, que se caracterizan por su baja reproductividad y fecundidad, una tasa de crecimiento lenta y una maduración sexual tardía. Esto hace a los tiburones especialmente vulnerables a la sobrepesca y les impide sobreponerse al declive de su población.

El tiburón es uno de los animales "más amenazado del mundo", con 17 especies en peligro de extinción. La demanda mundial de productos de tiburón ha aumentado "de forma imparable" en los últimos años y sus poblaciones se han desplomado en un 70 % en los últimos 50 años.