Calentamiento

Récord de nidos de tortuga marina en Catalunya por el cambio climático

La especie llega al levante español en busca de aguas más frías para sobrevivir

Récord de nidos de tortuga marina en Catalunya por el cambio climático
3
Se lee en minutos
Joan Lluís Ferrer

Cada vez están desovando más tortugas marinas (Caretta caretta) en las playas de Catalunya y ello es debido al calentamiento de las aguas del Mediterráneo. En 2021 se batieron todos los récords, pues en temporada de nidificación (de junio a julio) se detectaron cinco nidos, en los que nacieron 309 ejemplares de este animal.

Las tortugas marinas están desplazándose hacia el Mediterráneo occidental, puesto que en oriental las temperaturas son cada vez más cálidas y ello provoca que nazcan cada vez más hembras, comprometiendo así la supervivencia de la especie. Por este motivo, esta especie va en busca de aguas más frías, como las que encuentra en esta parte del Mediterráneo.

Liberación de tortugas marinas / Efe

En 2021 se batió el récord de nidos detectados de tortuga boba en una sola temporada en Catalunya, según informó la Universitat de Vic y su Centre Tecnològic BETA. Entre junio y julio se encontraron cinco nidos (cuatro en Tarragona y uno en Barcelona), pero en realidad se registraron hasta ocho eventos más de nidifcación, una cifra nunca vista hasta ahora.

En los últimos años se está registrando un aumento de eventos esporádicos de nidificación más allá de los lugares donde es habitual (Grecia, Turquía y Chipre). Según Elena Abella, del Centre Tecnològic BETA, los desoves realizados en el otro lado del Mediterráneo “parecen ser debidos a un cambio en las condiciones termales de nuestras costas, producido por el aumento de temperatura del cambio climático, y a un comportamiento dispersante de los animales, aunque no se pueden descartar que también intervengan factores como el azar o errores en el comportamiento de las tortugas”.

Crías de tortuga marina naciendo / Shutterstock

En cualquier caso, los expertos consideran evidente que “se está produciendo una colonización de nuevas zonas de nidificación”. Y es que en las tortugas marinas, al igual que en otros reptiles, el sexo de las crías viene determinado por la temperatura a la que son incubados los huevos en el nido.

La temperatura determina el sexo de las crías

Cuanto más alta es la temperatura de incubación, más hembras nacen y, por el contrario, cuanto más baja sea esa temperatura, más machos aparecerán. Eso explica que, dado que las aguas de la costa catalana son más frías que las griegas o turcas, reciban nuevas oleadas de esta especie para incubar sus huevos y asegurar así la continuidad de la especie.

Del total de 309 crías que nacieron en estos cinco nidos, más del 60% fueron liberadas al mar y el resto se mantendrán en cría de cautividad durante un año, en una modalidad que se conoce como head starting. El objetivo de este sistema es liberar las crías con un peso y una talla considerablemente más grande respecto a la medida que tienen al nacer.

De este modo, se espera que tengan más posibilidades de llegar a la edad adulta, pues se estima que solo 1 de cada 1.000 crías de tortuga marina llega a la madurez sexual.

Cría de tortuga marina / CT Beta

Por otra parte, el CT BETA ha colaborado también en el proyecto NIDOS-Caretta, que tenía como objetivo la realización de una prueba piloto en Catalunya (de potencial aplicación en otras comunidades autónomas) para maximizar el éxito de los casos de nidificación de este quelonio.

Noticias relacionadas

Este trabajo incluye precisamente estudios para poder entender por qué han aumentado estos episodios de nidificación y también para mejorar los protocolos de gestión y protección de estos nidos.

Los expertos recuerdan que, en caso de encontrar un tortuga marina en la playa, debe evitarse al máximo molestarla de ningún modo, como tampoco se le han de hacer fotos con flash si es de noche ni tocarla. En estos casos, se debe llamar al 112 y garantizar que el animal tiene el camino libre para sus movimientos.