Polémica por la posible legalización de 1.460 hectáreas de regadíos ilegales en Doñana

El Gobierno andaluz afirma que se reconocen derechos históricos que ya ejercen los agricultores

Polémica por la posible legalización de 1.460 hectáreas de regadíos ilegales en Doñana
5
Se lee en minutos
Redacción

Una iniciativa impulsada por el Parlamento de Andalucía para legalizar una gran cantidad de regadíos implantados irregularmente en el entorno de Doñana ha suscitado las iras de las entidades conservacionistas y de los partidos de la oposición. El proyecto de ley, según afirman, vulnera las recomendaciones que hizo la Unesco para este espacio declarado Patrimonio de la Humanidad. El Gobierno andaluz, en cambio, niega que la medida vaya a permitir ampliar los regadíos y asegura que solo se reconoce legalmente una situación que ya existe desde hace mucho tiempo.

La organización no gubernamental WWF, una de las más activas contra los regadíos ilegales de esta zona, ha denunciado ante la Unesco "la proposición de ley que está ultimando el PP andaluz y que busca amnistiar 1.460 hectáreas de regadío irregulares en Doñana". 

Según ha informado en un comunicado, esta iniciativa "incumple una de las recomendaciones centrales de la Unesco" propuestas el pasado verano de implementar de forma urgente el conocido como 'Plan de la Fresa', en su forma actual tal y como que se adoptó en 2014 para intentar "solucionar el problema del crecimiento caótico de la superficie regada sin permiso".

Ante ello, WWF ha solicitado a este organismo internacional que intervenga "urgentemente" para evitar la inminente modificación de este Plan.

Doñana, Patrimonio de la Humanidad

Tras remarcar que el Parque Nacional de Doñana es uno de los espacios naturales "más importantes de Europa y del mundo y está declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco", desde WWF han señalado que la Junta de Andalucía es "responsable de la gestión de este espacio natural y tiene la obligación de garantizar el cumplimiento de los acuerdos internacionales y de las recomendaciones de este organismo, si no quiere que Doñana sea incluida en la Lista del Patrimonio mundial en peligro".

Cultivos de regadío en Doñana / WWF

WWF ha considerado que la modificación del Plan Especial de la Corona Forestal afectará "gravemente" al estado de conservación de este espacio Patrimonio de la Humanidad y "pone en riesgo que sea propuesta en 2023 en la lista de lugares en peligro".

Finalmente, han recordado que el verano pasado la Unesco emitió 15 recomendaciones ante "el mal estado de Doñana", las cuales la Junta de Andalucía y el Estado español "se comprometieron a cumplir". De hecho, en el último informe remitido por España ante este organismo en diciembre de 2020 reconocía que una de las actuaciones "más decisivas para corregir los problemas del acuífero de Doñana era la propia implementación del Plan Especial de la Corona Forestal".

Además, "lejos de terminar con el problema del uso ilegal del agua y del suelo agravará dicha amenaza y sus consecuencias sobre los valores naturales de este humedal único en Europa y generará una injusticia social al favorecer a los agricultores que llevan décadas saltándose la ley frente a los agricultores que trabajan por una agricultura sostenible y respetuosa con el medio ambiente", ha afirmado el secretario general de WWF, Juan Carlos del Olmo.

Pozo en Doñana / Europa Press

Apenas seis meses después desde que el Tribunal de Justicia de la Unión Europea condenara a España por "destruir Doñana", "una nueva amenaza se cierne sobre este espacio, que vive el momento más crítico de su historia". Por ello, WWF ha pedido a la Junta de Andalucía que no permita la modificación del Plan de la Fresa y que, por el contrario, refuerce e impulse su ejecución, "cerrando de inmediato todas las fincas ilegales que no se deben consolidar en ningún caso".

El Gobierno andaluz justifica su decisión

Por su parte, el Gobierno andaluz ha afirmado este martes que la nueva regulación de los regadíos en el entorno de Doñana “no supondrá” ninguna ampliación y ha concretado que lo que busca es dar una solución a derechos históricos heredados de unos agricultores que los ejercen desde hace décadas.

Así lo aseguró en rueda de prensa el consejero de la Presidencia de Andalucía, Elías Bendodo, que restó importancia a las críticas planteadas por la oposición y los ecologistas.

“Los que ven una oportunidad política en esto que abandonen toda esperanza y tranquilidad”, dijo Bendodo, quien defendió que la primera interesada en preservar Doñana es la Junta, por lo que ha expresado su convencimiento “absoluto” de que el parque “no se verá afectado”. “Todo lo contrario: protección máxima”, enfatizó el portavoz del Ejecutivo, que se comprometió a que la Junta “siempre va a preservar” Doñana.

De la regulación de los regadíos, impulsada por el PP en sendas proposiciones de ley firmadas con Cs y Vox, ha remarcado que “no supondrá ninguna ampliación, sino que busca una solución a derechos históricos heredados de unos agricultores que ejercen ese derecho desde hace décadas”.

El Ejecutivo andaluz quiere equilibrar los intereses de los agricultores con los de Doñana, para lo que pretende que la propuesta sea consensuada con todos los agentes implicados en la tramitación de la nueva regulación.

Parque de Doñana / Pixabay

“Queremos proteger el medio, pero un parque tiene que ser elemento de crecimiento en el entorno”, ha indicado.

Sobre la posibilidad de que el Ejecutivo autonómico se pronuncie con un informe sobre el contenido de la proposición de ley que regula los cambios, ha indicado que analizará los planteamientos que se hacen y que en base a ellos, “si es necesario que el Gobierna emita un informe previo o que lo haga la Consejería competente, se hará”.

El secretario de Estado de Medio Ambiente, Hugo Morán, ha pedido este martes a la Junta de Andalucía que vete la tramitación de la proposición de ley para regularizar más de 1.400 hectáreas de regadío en el entorno del parque de Doñana porque es un “engaño al sector” y genera unas expectativas irreales.

Noticias relacionadas

Por su parte, Unidas Podemos por Andalucía ha solicitado a la Comisión Europea que detalle su posición sobre la regulación para “ampliar” la superficie de regadío en Doñana y regular la extracción “ilegal” de agua en el parque.

Ante estas posiciones, Bendodo ha sostenido que el Gobierno andaluz defiende a “capa y espada” el medio ambiente, tiene “como bandera a Doñana y actúa correctamente”.