Un santuario inesperado para las aves silvestres en Benidorm

Terra Natura acoge numerosas especies migratorias todos los años

Un santuario inesperado para las aves silvestres en Benidorm
3
Se lee en minutos
F. J. Benito

El parque de animales de Terra Natura Benidorm se ha convertido en las últimas semanas en un santuario para las aves silvestres, que recalan en sus instalaciones con el objetivo de descansar durante su etapa migratoria. Numerosas especies aprovechan este espacio como refugio para criar o bien para encontrar simplemente alimento. En el último año, se han avistado más de 40 especies diferentes de aves silvestres en el parque, como el martín pescador, garcillas bueyeras, cernícalos, gavilanes, gorriones, gallinetas de agua, perdices, mirlos, lavanderas y currucas, entre otras.

En el caso de las garcillas bueyeras, gaviotas, cernícalos o gavilanes acuden a Terra Natura Benidorm para encontrar principalmente alimento. Por el contrario, las gallinetas de agua, currucas y perdices acuden al parque buscando refugio y territorio de cría. Entre los grupos de aves más numerosos, destacan las garcillas bueyeras y los patos azulones, que se suelen agrupar en determinadas zonas.

Garcilla bueyera / SEO

El esquivo martín pescador busca enclaves estratégicos cerca de las charcas de agua que existen en este parque dedicado a la conservación de la biodiversidad y a su divulgación. En cambio, gorriones, currucas, mirlos y lavanderas pueden ser avistadas en distintas zonas del parque durante todo el año.

En este sentido, la bióloga de Terra Natura Benidorm, Elisa Gozalbes, afirma que, conscientes de la importancia que tiene el parque para estas especies, "estudiamos la manera de conservar y proteger esta fauna silvestre, ofreciendo un espacio óptimo exento de amenazas para reposar y reproducirse, al tiempo que se elaboran inventarios de fauna que compartimos en bases de datos oficiales, se instalan refugios para mejorar las condiciones de algunas poblaciones, y se divulgan las necesidades de conservación de las especies silvestres, dándolas a conocer para poder protegerlas".

En atención a su estado de conservación, una de las especies con mayor valor ecológico y medioambiental que ha sido vista durante 2021, ha sido la golondrina dáurica, que se caracteriza por los vuelos acrobáticos de gran elegancia que realiza. Sus característicos nidos de barro con forma de cuenco y un túnel de entrada, que se encuentran a menudo colgando bajo los aleros de diversas instalaciones de Terra Natura Benidorm, son un indicio claro de su presencia.

Martín pescador / Pixabay

La ubicación privilegiada de este parque zoológico (muy centrado en la recuperación de especiecs, la educación y la investigación) se sitúa entre el mar y la montaña, lo que hace que numerosas aves encuentren en Benidorm lo que necesitan.

El parque tiene grandes zonas verdes de arbolado autóctono de vital importancia para algunas especies como carboneros, mirlos y mosquiteros, herrerillos, así como praderas abiertas o masas de agua dulce en las que pueden descansar o encontrar alimento otras especies.

A pesar de la presencia humana, en el parque tienen garantizados su sustento y su supervivencia, lo que convierte a este espacio en un enclave de gran importancia ecológica.

Además de los pájaros, en el parque también habitan algunos mamíferos silvestres como ardillas, erizos y murciélagos, así como reptiles y anfibios entre los que se pueden encontrar sapos, ranas o salamanquesas y artrópodos, como las abejas o las mariposas, de gran valor ecológico en los ecosistemas autóctonos.

Aviario de Terra Natura / Terra Natura

Tal y como recuerda Elisa Gozalbes, "gracias a la existencia de este parque y a las atenciones del equipo de cuidadores, este santuario natural se ha convertido en parte de su hogar. Es nuestra obligación preservar esta fauna silvestre, tan valiosa y sorprendente que tenemos la fortuna de tener tan cerca de nosotros".

Noticias relacionadas

Terra Natura Benidorm es un parque de naturaleza y animales dedicado al cuidado de especies animales, que cuenta con animales de 200 especies diferentes (98 de ellas protegidas o en peligro de extinción), 30 proyectos de conservación y 19 programas de reproducción.

Su superficie se divide en cuatro áreas que representan los continentes de América, Asia y Europa, y la zona de Pangea, inspirada en el origen de la Tierra. El recorrido por sus instalaciones hace que los visitantes se sumerjan en el concepto de zooinmersión y otredad.