Calidad del aire

Madrid y Barcelona volvieron a superar en 2021 los límites aconsejados de contaminación

La capital de España lleva doce años superando los máximos legalmente permitidos

Madrid y Barcelona volvieron a superar en 2021 los límites aconsejados de contaminación
5
Se lee en minutos
J. L. Ferrer

En 2021 Madrid y Barcelona volvieron a superar los límites aconsejados de contaminación atmosférica, según dos informes diferentes. En el caso de la capital de España, el estudio anual de Ecologistas en Acción señala que se siguen rebasando los máximos legalmente permitidos y ya van doce años consecutivos en que se produce esta situación. En Barcelona, la polución está dentro de lo que permite la ley, pero por encima de la que aconseja la Organización Mundial de Salud (OMS), según el informe de la Fundació Ent.

La capital supera los límites legales de contaminación por duodécimo año consecutivo, ha certificado Ecologistas en Acción en el informe sobre la calidad de aire en Madrid durante 2021 a partir de las mediciones de las 24 estaciones de la red.

Se convierte de este modo en "la única ciudad española en incumplir el valor límite anual para el dióxido de nitrógeno (NO2) fijado por la UE", han remarcado en un comunicado.

En términos generales, los valores de contaminación de 2021 son "bajos, si bien algo más elevados que los registrados en 2020". Ambos años han estado "claramente condicionados por las especiales condiciones de la pandemia, en particular la restricción de la movilidad, como ocurrió para el año de estudio de 2021 desde enero a agosto".

Contaminacion por vehiculos en una carretera / Agencias

En conjunto, Ecologistas resume que los datos de contaminación por ozono en Madrid del año 2021 fueron sensiblemente mejores que los de los años anteriores prepandémicos, desde 2013. El número de superaciones del valor objetivo legal en 2021 disminuyó un 17% respecto a los registros del periodo 2012-2019 en la ciudad de Madrid.

En lo referido al NO2, sólo una de las 24 estaciones que miden este contaminante rebasó el valor límite anual. Fue la estación de tráfico habitualmente más conflictiva de la red, Plaza Elíptica, que registró 41 microgramos por metro cúbico, cuando la ley no permite superar los 40. El resto de las estaciones ofrecieron registros inferiores: desde los 36 g/m3 de Villaverde a los 15 g/m3 de El Pardo.

La contaminación por NO2 en Madrid en 2021 fue un 26 por ciento inferior al valor medio registrado entre 2010-2019, los años previos a la pandemia, mientras que en 2020 la reducción registrada fue mayor, del 31. No obstante, Madrid volvió a ser la única ciudad del Estado español en incumplir en 2021 el valor límite anual fijado por la UE.

Valor "obsoleto" en partículas

En cuanto a las partículas PM10 y PM2.5, Ecologistas ha remarcado que existe un valor límite legal para las PM10 "claramente obsoleto", fijado en 40 g/m3. Lo han cumplido todas las estaciones. Pero el nuevo valor anual que la OMS recomienda no superar para preservar la salud se ha establecido en 15 g/m3, y este sería superado por todas las estaciones que miden este contaminante, trece en total, salvo una, Tres Olivos.

Parecida es la situación con las partículas más finas, las más peligrosas, PM2.5. El valor límite legal, 25 g/m3, lo cumplen todas las estaciones, y queda muy lejos del nuevo valor anual de PM2.5 que la OMS recomienda no superar para preservar la salud, 5 g/m3, que incumplen las ocho estaciones que miden este contaminante.

Sobre el ozono troposférico (O3), durante el año 2021 tres de las 13 estaciones que miden la contaminación por O3 registraron más de 25 superaciones del valor objetivo octohorario (120 g/m3). Atendiendo al criterio establecido por la OMS (100 g/m3), se ve que 12 de las 13 estaciones rebasaron las 25 superaciones del valor límite recomendado por dicho organismo.

Barcelona, por encima de lo que recomienda la OMS

Por su parte, la ciudad de Barcelona superó en 2021 los nuevos límites de referencia establecidos por la Organización Mundial de la Salud (OMS) por encima de los cuales se considera que la contaminación tiene un impacto sobre la salud, según el informe Anuari de la contaminació de Barcelona 2021, impulsado por la Fundació Ent.

Vista de la ciudad de Barcelona / Efe

El documento detalla que, aunque los niveles de contaminación medios anuales en todas las estaciones de medida de la ciudad se han mantenido por segundo año consecutivo por debajo de los umbrales máximos legales, se encuentran "claramente por encima" de los niveles considerados como seguros por la OMS.

Concretamente, los valores medios medidos en las estaciones de tráfico han sido un 344% superiores a los niveles de referencia en el caso del NO2, un 300% superiores en el caso de las PM2,5 y un 158% en el caso de las PM10.

Tendencia de crecimiento

La tendencia en Barcelona es, en general, de crecimiento respecto a los niveles de 2020, sin llegar a los valores prepandémicos: los niveles de contaminación de NO2 y PM10 en las estaciones de tráfico urbano ha subido un 2,4% y un 4% respectivamente, mientras que en las estaciones de fondo urbano ha disminuido un 6,3% para el NO2 y ha aumentado un 11% para las PM10.

Según recoge el anuario, en la segunda parte del año los niveles de contaminación han aumentado significativamente: en la estación del Eixample el NO2 en los últimos tres meses ha vuelto a superar "claramente" los niveles máximos anuales establecidos en el marco legal, por lo que el informe considera que hay un riesgo significativo de incumplimiento legislativo en 2022.

El documento también destaca que la Covid ha provocado una crisis de confianza en el transporte público de Barcelona, ya que su uso continuaba a finales de año un 20% por debajo de los valores previos a la pandemia, mientras que los niveles de transporte privado eran similares a los del 2019.

Asimismo, resalta que el 2021 ha acabado sin planes de acción contra la contaminación atmosférica en vigor ni por parte del Ayuntamiento de Barcelona ni por parte de la Generalitat y recuerda que ambos finalizaron en 2020.

Noticias relacionadas

---------

Para contactar con la sección de Medio Ambiente: crisisclimatica@prensaiberica.es