Controversia

Ganadería industrial: 22 plataformas vecinales tachan de "nefasta" esta actividad

Movilización social en Castilla y León para que se prohíban las macrogranjas

Ganadería industrial: 22 plataformas vecinales tachan de "nefasta" esta actividad
6
Se lee en minutos
Redacción

En una reciente entrevista al diario británico The Guardian, Garzón defendía que la ganadería extensiva es “ecológicamente sostenible”, a diferencia de las macrogranjas, que “contaminan los suelos y contaminan el agua”, causando un impacto ecológico “descomunal” y un “maltrato animal” y que luego exportan carne “de peor calidad”.

Este mismo lunes, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, decía lamentar “muchísimo” la polémica suscitada a raíz de las declaraciones del ministro de Consumo, Alberto Garzón, por entender que no se corresponden con la realidad del sector ganadero ni con el trabajo que hace día a día el Ejecutivo. “Con eso le digo todo”, ha dicho.

“Lamento muchísimo toda esta polémica, porque estamos hablando de un sector que produce una carne de extraordinaria calidad”, declaró el presidente, antes de apuntar que el sector cárnico en España sigue los máximos estándares de la normativa española y europea.

Las plataformas exigen una postura clara de los partidos

Las veintidós plataformas vecinales de Castilla y León contrarias al modelo productivo de ganadería industrial han pedido a los partidos políticos que concurran a las próximas elecciones autonómicas que expongan su posición al respecto para que el ciudadano pueda decidir.

Estas plataformas, reunidas en la Coordinadora Regional Stop Ganadería Industrial en Castilla y León, “creen conveniente que los partidos que concurren a estos comicios aclaren su posición al respecto de esta industria que se ha demostrado nefasta en todas y cada una de las comarcas donde se ha implantado”, informa Efeagro.

Protesta en Zamora / stopganaderiaindustrial

A través de un comunicado, exigen a las formaciones políticas que difundan “las medidas que pretenden tomar al respecto”, al considerar que se trata de un asunto que los castellanoleoneses “deben conocer de cara a decidir su voto en estas elecciones”.

La Coordinadora lamenta la “proliferación desmesurada” de proyectos de ese tipo en Castilla y León, especialmente en Noviercas (Soria) y en la provincia de Palencia, “que amenazan nuestra salud, nuestro medio de vida y nuestro futuro” a través de consecuencias que a su juicio son “claras y evidentes”.

Entre estos perjuicios menciona los acuíferos contaminados, pueblos sin agua potable, “ganaderos arruinados ante la competencia desleal de este modelo de ganadería industrial”, despoblación y enfermedades.

“A día de hoy siguen presentándose casi a diario nuevos proyectos de ganadería industrial, y se siguen concediendo licencias para ellos, a pesar de la evidencia de que esto solo tiene efectos negativos para el conjunto de la sociedad”, añade el comunicado.

Por todo ello, la Coordinadora ha pedido una “moratoria urgente” a la concesión de licencias ambientales para este modelo industrial de ganadería, y ha acusado a la administración autonómica de “falta de vigilancia y control”.

Vacas en una granja industrial / Greenpeace

Por último, ha exigido y exigido la cobertura de todas las plazas vacantes de la Consejería de Fomento y Medio Ambiente “tanto para poder ejercer una correcta vigilancia del cumplimiento de la normativa en la gestión de los residuos de estas explotaciones, como en la tramitación de los expedientes sancionadores que se deriven de esa vigilancia”.

Pancartas en Palencia

Palencia recibió este domingo al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, con un guirigay de reivindicaciones, entre las que se han mezclado peticiones de cese para el ministro Alberto Garzón, la defensa de la ganadería, la oposición a las macrogranjas y reclamaciones salariales.

El exterior del Frontón Municipal Eras de Santa Marina de Palencia, donde Pedro Sánchez respaldó la candidatura de Luis Tudanca a la presidencia de Castilla y León, se convirtió en el escenario para escenificar apoyos y rechazos al ministro de Consumo.

El presidente, que llegó al pabellón en coche, pasó por delante de pancartas y carteles que pedían la destitución de Garzón, defendían la ganadería tradicional y contra las macrogranjas porcinas o reclamaban la equiparación salarial para la Policía Nacional y la Guardia Civil.

Pitos, petardos, algún que otro insulto, gritos de “¡Garzón dimisión!” y reivindicaciones como “No queremos multinacionales de las granjas industriales” o “Los pueblos se vacían cuando se llenan de cerdos” pusieron la banda sonora a su llegada.

Las organizaciones agrarias Asaja, UPA y COAG, parapetadas tras una pancarta en la que se leía “Garzón, cese o dimisión”, habían convocado una protesta para reclamar más respeto para agricultores y ganaderos.

Protesta ante el presidente / Efe

“Es un sector que ya está sufriendo en los mercados las repercusiones de las palabras del ministro”, ha advertido el presidente de Asaja Palencia, Honorato Meneses, quien afirmó que “un ministro del Gobierno que fuera de España está atacando a los productos españoles, no se merece representar a los españoles” y responsabilizó a Pedro Sánchez de que Garzón, al que se ha referido como “este personaje”, siga en el Gobierno.

En la misma línea, el secretario general de UPA Palencia, Blas Donis, ha reivindicado “la dignidad” de todo el sector y principalmente de “los ganaderos que han sido atacados últimamente” y que, como ha destacado, producen la mejor carne del país, de forma sostenible, con calidad, y respetando el bienestar animal.

“Apoyamos la agricultura y la ganadería y estamos en contra de las macrogranjas”, explicó a Efe el portavoz de la plataforma Valdavia Viva, Pablo García, que ha sido secretario provincial de COAG durante doce años (2003-2015) y ha criticado duramente a las organizaciones agrarias Asaja, UPA y COAG por organizar esta protesta.

Campaña del PP

El vicesecretario de Comunicación del PP, Pablo Montesinos, ha anunciado que los cargos públicos de su partido expresarán su apoyo “claro e inequívoco” a la ganadería española y al sector cárnico a través de una “ofensiva parlamentaria e institucional”: se basará en mociones en ayuntamientos y parlamentos autonómicos e iniciativas en el Congreso y el Senado.

En declaraciones a los periodistas, durante una visita a una explotación ganadera en Cavia (Burgos), Montesinos ha precisado que la campaña pretende la reprobación del ministro de Consumo, Alberto Garzón (Unidas Podemos), “en todos los rincones de España y exigir su cese fulminante”.

En su opinión, si Garzón sigue en el Ejecutivo de España es “o bien porque Sánchez está de acuerdo con él, y por eso le avala con su silencio, o porque no controla su Gobierno y no quiere plantar cara a (Yolanda) Díaz que, a su vez, está en campaña para quitarle la silla”.

Protestas en Cuenca / pueblosvivos

Se ha mostrado convencido de que esta iniciativa del PP obligará a todos los dirigentes socialistas a decir si están con la ganadería o con Sánchez, que mantiene a Garzón, pese a que se ha convertido en “un lastre para el interés de los españoles”, ha declarado ante los periodistas.

Alberto Garzón se defiende

El líder de IU, Alberto Garzón, ha asegurado que no se ha sentido solo en la polémica por sus críticas al modelo de macrogranjas, que atribuye a un “bulo” promovido por el 'lobby' cárnico e impulsado por las derechas, por lo que se muestra convencido de que acabará la legislatura como ministro de Consumo.

El PP ha exigido la destitución de Garzón a raíz de estas declaraciones, que también han sido criticadas por dirigentes del PSOE, hasta el punto de que ministros socialistas han asegurado que se trataba de una “opinión personal”.

Noticias relacionadas

“No me siento solo, sino en la línea de lo que hemos dictaminado que era este Gobierno progresista, en la lucha contra el cambio climático y para proteger a la ganadería extensiva. Y en ese mensaje yo me siento extraordinariamente cómodo. Yo soy una persona de convicciones y voy a seguir diciendo lo que creo, no lo pienso abordar desde otra perspectiva”, afirma Garzón.

Por este motivo, se muestra convencido de que se mantendrá en el Gobierno hasta el fin de la legislatura: “Lo doy por hecho. Yo pienso que además estamos haciendo un buen trabajo”.