Espacios protegidos

La 'cara oculta' de la Sierra del Moncayo también será Parque Natural

La Junta de Castilla y León inicia los trámites para preservar la vertiente soriana

La 'cara oculta' de la Sierra del Moncayo también será Parque Natural
5
Se lee en minutos
Ramón Díaz

La sierra del Moncayo (que abarca Zaragoza y Soria) presenta una enorme riqueza natural. Forma parte de la red ecológica europea Natura 2000 y está declarado Zona de Especial Conservación (ZEC) y Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA). En su interior alberga una gran variedad de hábitats. Y es área de residencia de especies como el haya, la encina, el alimoche, el halcón peregrino, el murciélago de cueva, el lagarto verde occidental o el quebrantahuesos.

La Junta de Castilla y León, en sintonía con la Fundación Global Nature, acaba de iniciar los trámites para declarar un espacio protegido en la “cara oculta" del Moncayo, la vertiente soriana, que se uniría al que ya existe en la vertiente aragonesa. Su nombre será: Parque Natural ‘Sierra del Moncayo’.

El consejero de Fomento y Medio Ambiente de Castilla y León, Juan Carlos Suárez-Quiñones, y el director de la Fundación Global Nature, Eduardo de Miguel, firmaron el pasado día 10, en el Centro de Turismo ‘El Moncayo’, de la localidad soriana de La Cueva de Ágreda, el convenio por el que se crea un marco de colaboración para facilitar los trabajos previos a la declaración del futuro espacio natural soriano.

Sierra del Moncayo / Ayuntamiento de Ágreda

El parque natural incluirá terrenos de los términos municipales de Ágreda, Beratón, Vozmediano y La Cueva de Ágreda, que tienen una población aproximada de 3.170 habitantes. La iniciativa cuenta con la colaboración de la Asociación para el Desarrollo Rural Integral del Noreste de Soria, Proynerso, que promueve el desarrollo integral de las comarcas de Moncayo, Campo de Gómara y Tierras Altas de Soria.

Un macizo con carácter de ‘insularidad’

La Junta de Castilla y León asegura que la declaración de un nuevo espacio natural protegido entra “de lleno” en la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, la hoja de ruta elaborada en 2015 por la Asamblea General de las Naciones Unidas para conseguir un objetivo social común: el desarrollo global y humano sostenible, concretándose en 17 objetivos de desarrollo sostenible (ODS).

Aprovechando su experiencia, la Fundación Global Nature, prestará asistencia técnica a la Consejería de Medio Ambiente para apoyar el proceso de declaración de este nuevo espacio natural protegido mediante el desarrollo de los estudios y diagnósticos necesarios para la elaboración de las propuestas conducentes a la declaración del parque natural, el desarrollo de procesos participativos de consulta pública y la producción de los materiales de divulgación sobre la zona.

La Consejería, mientras tanto, se encargará de apoyar y promover el establecimiento de este nuevo espacio protegido a través de los procesos técnicos, administrativos y legales necesarios. Además, la Junta abordará la elaboración y aprobación del plan de ordenación de recursos naturales (PORN) del área afectada, como paso previo a la declaración del parque natural.

Borde este de Ágreda, con la Torre de la Muela, la veguilla del Queiles y, al fondo, el Moncayo. / LBM1948

El macizo del Moncayo, localizado en el extremo oriental de Castilla y León y el occidental de Aragón, es la cota más alta de la cordillera Ibérica (San Miguel, 2.311 metros).

Desde el punto de vista geológico, la zona está dominada por los materiales silíceos (núcleo del macizo) y los calizos en las zonas periféricas. Su altitud, su estrato geológico, la variedad de exposiciones y cierto carácter de ‘insularidad’ le permiten albergar una flora muy diversa, con un enorme número de comunidades vegetales en muy poco espacio.

Importante variedad faunística

En las zonas más bajas los melojares son dominantes, acompañados por carrascales y quejigales. Los hayedos acidófilos, en la cara norte, forman grandes extensiones junto a acebos y melojos.

Destaca la presencia de las dos especies de robles atlánticos: el roble albar (Quercus petraea) y el roble pedunculado (Quercus robur). El Moncayo es refugio para numerosas especies atlánticas (Ranunculus auricomus) y alpinas (Festuca gautieri o Saxifraga longifolia).

Por encima del límite del bosque aparecen los piornales, acompañados de enebros y arándanos, así como de sabina rastrera, sin olvidar multitud de comunidades adaptadas a diferentes ambientes, con especies endémicas, como Saxifraga moncayensis.

Esta riqueza botánica está acompañada de una importante variedad faunística, en la que destacar la presencia, cada vez más frecuente, del quebrantahuesos, sin menoscabar la importancia de otras especies como la perdiz pardilla o la muy significativa representación de lepidópteros y coleópteros.

Firma del convenio para crear el parque natural Sierra del Moncayo. / Junta de Castilla y León

El futuro espacio natural protegido une a su riqueza natural un “importante legado histórico y cultural”, en el que destaca Ágreda con una significativa presencia árabe como lo atestigua su barrio moro, señala la Junta.

“Zona de disputas entre el reino castellano y el aragonés, en esta villa se celebraron los esponsales entre el rey Jaime I ‘El Conquistador' y doña Leonor de Castilla (1221), estableciéndose en 1304 (Tratado de Ágreda) los límites territoriales entre ambas coronas”, apunta el Gobierno castellano-leonés.

Otros vestigios patrimoniales son la iglesia románica de Cueva de Ágreda y el castillo de Vozmediano. La Junta de Castilla y León considera que es necesario dar a conocer esta“cara oculta” de la sierra del Moncayo “al mismo nivel que su ‘hermana’ aragonesa”.

Rico patrimonio cultural

La propuesta partió de los dirigentes de los municipios afectados, que reunidos el 23 de junio del año pasado, manifestaron su interés por la declaración del parque natural, al considerar que sería “trascendental” para su futuro y su progreso.

La contestación de la Junta fue favorable: “Ante esta petición y dadas las especiales características de esta zona, donde se aúnan la belleza de sus paisajes, la representatividad de sus ecosistemas, la singularidad de su flora, de su fauna o de su diversidad geológica, incluidas sus formaciones geomorfológicas, que hacen que esta comarca posea unos valores ecológicos estéticos, educativos y científicos cuya conservación merece una atención preferente por parte de la Administración autonómica, sin olvidar el rico patrimonio cultural (…); considerando además que en la vertiente aragonesa de esta sierra se localiza, desde el año 1978, el parque natural del Moncayo, motivan que la Consejería de Fomento y Medio Ambiente asuma y lidere este proceso”.

El departamento que encabeza Suárez-Quiñones considera que esta comarca es merecedora de la declaración de un nuevo parque natural, que enlace con el zaragozano “para lograr la gestión integrada de toda la sierra, y contribuir así a la conservación de su patrimonio natural y cultural además de configurarse como un pilar en el desarrollo local de su territorio”.

La Junta y la Fundación Global Nature colaboran en otros proyectos de conservación, destacando especialmente la colaboración en la gestión de la Laguna de La Nava en la provincia de Palencia, uno de los humedales más destacados de la península ibérica.

Noticias relacionadas

Web de referencia: https://fundacionglobalnature.org/fundacion-global-nature-acompana-a-la-junta-de-castilla-y-leon-en-la-creacion-del-parque-natural-sierra-de-moncayo/