Récord de calor en el Ártico: 38 grados en junio de 2020

Récord de calor en el Ártico: 38 grados en junio de 2020

Feed

3
Se lee en minutos

La temperatura en los polos sigue aumentando, cambiando totalmente la configuración climática del planeta. El pasado 2020, los termómetros en el Ártico, concretamente en la localidad rusa de Verkhoyansk,  volvieron a batir su propio récord de calor, llegando a marcar 38ºC. Así lo constata la Organización Meteorológica Mundial (OMM) que afirma que, durante gran parte del verano del año pasado, las temperaturas medias en la Siberia ártica superaron en hasta en 10°C los valores normales, y ello alimentó incendios devastadores, provocó la pérdida masiva de hielo marino y fue decisivo para que 2020 fuera uno de los tres años más cálidos jamás registrados.

La temperatura más alta fue registrada el 20 de junio de 2020 en la localidad rusa de Verkhoyansk, según los datos que acaban de conocerse.

«Este nuevo récord de temperatura en el Ártico forma parte de una serie de observaciones”, que constituyen un mensaje de alarma con respecto a nuestro clima cambiante”, destaca Petteri Taalas, Secretario General de la OMM.

El Ártico es una de las regiones de todo el mundo donde el aumento de las temperaturas es más rápido, porque la tasa de calentamiento es más del doble que la media mundial.

A raíz de las temperaturas extremas y el cambio climático en curso, un grupo de expertos de la OMM decidió añadir al Archivo de Fenómenos Meteorológicos y Climáticos Extremos una nueva categoría climática: la temperatura más alta registrada en el círculo polar ártico o al norte de esa línea.

Pero el 2020 marcó récords de temperatura en en muchos otros lugares. También en el continente antártico, donde los termómetros llegaron a marcar 18,3°C o en el conocido como valle de la Muerte en California, que durante los dos últimos años, ha llegado a registrar temperaturas de 54,4ºC.

Tampoco se salva Europa, donde la isla italiana de Sicilia marcó 48,8ºC. “El Archivo de la OMM de Fenómenos Meteorológicos y Climáticos Extremos nunca antes había tenido tantas investigaciones abiertas al mismo tiempo», asegura Taalas.

En el Archivo de Fenómenos Meteorológicos y Climáticos Extremos se recogen aquellos valores que no tienen precedentes a escala mundial, como las temperaturas más alta y más baja, los acumulados de precipitación más importantes, el granizo más pesado, el período de sequía más prolongado, la ráfaga de viento más intensa, el relámpago de mayor duración o la mortalidad más elevada causada por un fenómeno meteorológico. Desde 2007 también forman parte de este archivo las regiones polares.

Verkhoyansk está a unos 115 kilómetros al norte del círculo polar ártico, y la estación meteorológica que acoge realiza observaciones de la temperatura desde 1885. Situada en la zona septentrional de la república de Sajá (Yakutia), se encuentra en una región de Siberia oriental sujeta a un clima continental extremo rigurosamente seco, donde los inviernos son muy fríos, y los veranos, calurosos.

«En esencia, esta investigación pone de manifiesto el aumento de las temperaturas que se está produciendo en una región del mundo que reviste una gran importancia desde el punto de vista climático”, resalta por su parte Randall Cerveny, relator de fenómenos meteorológicos y climáticos extremos de la OMM.

De ahí que el investigador remarque la importancia del monitoreo y la evaluación continuados de las temperaturas extremas, pues “permiten estar al tanto de los cambios que se producen en una región del mundo tan trascendente como el Ártico polar».

Estos datos son “instantáneas” del clima actual, que muestran que cada vez hay más posibilidades de que la región ártica sufra eventos meteorológicos extremos en el futuro.

«La verificación de este tipo de registros es importante para disponer de indicios sólidos de la evolución de los fenómenos más extremos de nuestro clima», insiste Blair Trewin, de la Oficina de Meteorología de Australia y también miembro del comité de evaluación.

Mientras, el climatólogo Phil Jones destaca que “este registro es un signo claro del calentamiento que se está produciendo en toda Siberia». Por esta razón, como insiste Cerveny, los resultados «ponen de relieve la necesidad de respaldar la realización de observaciones a largo plazo que nos proporcionen puntos de referencia del estado del sistema climático».

Foto principal: Shutterstock

Noticias relacionadas

Estudio de referencia: https://public.wmo.int/es/media/comunicados-de-prensa/la-organizaci%C3%B3n-meteorol%C3%B3gica-mundial-reconoce-un-nuevo-r%C3%A9cord-de

Te puede interesar: La última zona de hielo ártico puede desaparecer este siglo, según los expertos