La UE denuncia a España por no controlar la contaminación por nitratos

La UE denuncia a España por no controlar la contaminación por nitratos
4
Se lee en minutos

La Comisión Europea (CE) llevará a España ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea por no haber adoptado medidas suficientes para combatir la contaminación por nitratos, según informó este jueves el Ejecutivo comunitario. Este compuesto es ampliamente utilizado tanto en la agricultura como en la ganadería y está en el origen de numerosos problemas ambientales.

La Comisión considera que los esfuerzos de las autoridades españolas hasta la fecha han sido “insatisfactorios e insuficientes”, según un comunicado.

Bruselas recordó que ya envió una carta de notificación formal a España en noviembre de 2018 y un dictamen motivado en junio de 2020 por el incumplimiento de los requisitos de la Directiva sobre nitratos.

“Pese a algunos limitados avances, España aún debe tomar medidas adicionales para evitar la eutrofización en todo el país, ya que las medidas establecidas hasta la fecha no han logrado alcanzar los objetivos de la Directiva”, señaló la CE.

Además, las autoridades españolas deberían “revisar y seguir designando zonas vulnerables a los nitratos en siete regiones (Castilla y León, Extremadura, Galicia, Islas Baleares, Islas Canarias, Madrid y Comunidad Valenciana)”.

Asimismo, Bruselas pide incluir todos los elementos obligatorios necesarios en los programas de acción para cinco regiones (Aragón, Castilla-La Mancha, Castilla y León, Extremadura y Madrid) y adoptar medidas adicionales para las cuatro regiones donde las medidas implantadas han resultado insuficientes para alcanzar los objetivos de la Directiva de Nitratos (Aragón, Castilla-La Mancha, Castilla y León y Murcia).

La Directiva sobre nitratos, de 1991, obliga a los Estados miembros a controlar sus aguas e identificar a las poblaciones afectadas o que puedan verse afectadas por la contaminación causada por nitratos de origen agrícola.

El objetivo es evitar que los nitratos de fuentes agrícolas contaminen las aguas subterráneas y superficiales y promoviendo el uso de buenas prácticas agrícolas.

Los niveles excesivos de nitratos pueden dañar el agua dulce y el medio ambiente marino mediante un proceso conocido como “eutrofización”, que promueve el crecimiento excesivo de algas que ahoga otras formas de vida y mata a los peces en lagos y ríos.

Los países están también obligados a designar áreas de tierra que desembocan en estas aguas como zonas vulnerables a los nitratos y establecer programas de acción apropiados para prevenir y reducir la contaminación por nitratos.

Bruselas recordó que el Pacto Verde Europeo tiene por objetivo alcanzar la contaminación cero, en beneficio de la salud pública, el medio ambiente y la neutralidad climática.

Un ejemplo de los daños que causan los nitratos es el Mar Menor, en Murcia, donde el gran número de cultivos ilegales situados en el entorno de la laguna utilizan fertilizantes ricos en nitratos que terminan yendo a parar al medio marino, contaminándolo gravemente y alterando el hábitat.

Sin embargo, no es el único caso, puesto que muchos otros emplazamientos con fuerte explotación agrícola experimentan la misma situación. Las grandes granjas ganaderas son también el origen de nitratos que contaminan el subsuelo.

WWF y ANSE exigen medidas al Gobierno

Ante esta situación, las entidades WWF y Asociación Naturalista del Sureste (ANSE), han instado al Gobierno español a adoptar medidas rápidas para terminar con la proliferación incontrolada de nitratos.

«La contaminación por nitratos es un gran problema olvidado y generalizado en España, causado por prácticas agrarias de abonado incorrectas. Un hecho que se agrava porque la ganadería industrial elimina sus estiércoles y purines, muy ricos en nitrógeno, a través del vertido directo sobre los campos de labor», señalan en un comunicado conjunto ambas organizaciones.

«Por el momento, ninguna administración ha querido ponerle freno, pues exige acciones para evitar la contaminación en origen. Entre ellas, establecer un plan de desmantelamiento de macrogranjas, en vez de propuestas enfocadas a la depuración del agua contaminada», añaden.

Además, esta problemática afecta directamente a la salud humana, pues los nitratos se acumulan en los acuíferos, que son reservas estratégicas de agua para las poblaciones en momentos de sequía, así como la fuente principal de suministro para muchos pueblos y ciudades, alertan.

Por otra parte, un gran número de humedales dependen para su buen estado ambiental de las aportaciones de aguas subterráneas. La contaminación por nitratos de estas aguas los degrada mediante un proceso de eutrofización que consume el oxígeno y afecta a todo el ecosistema. De hecho, puede llegar a provocar la muerte masiva de peces, tal y como ha sucedido en la laguna del Mar Menor.

Noticias relacionadas

Esto está afectando a otros humedales protegidos de alto valor, como Las Tablas de Daimiel y los ríos que se alimentan del acuífero de los Arenales en la cuenca media del Duero, por ejemplo. Todos estos sistemas se nutren de acuíferos sobreexplotados y contaminados en la actualidad, y en ellos la presión por parte de la expansión de la agricultura intensiva va en aumento. 

Te puede interesar: Murcia y Canarias, entre los lugares de la UE más contaminados por nitratos